Captura de pantalla 2015-11-19 a las 12.52.27

Ciudad de México (19 de noviembre de 2015).- Lamentablemente, tras los terribles ataques terroristas en París del pasado viernes, las autoridades internacionales han puesto el dedo en muchos refugiados o migrantes musulmanes.

Pero como obviamente no todos son terroristas, un hombre musulmán se vendó los ojos en la Plaza de la República, en París, y mostró un par de carteles que transmitían la siguiente idea:

“Soy musulmán, pero me han dicho que soy terrorista. ¿Confías en mí? Si es así, abrázame “.

El resultado de este “experimento” impacto a varios parisinos que decidieron abrazarlo, al borde de las lágrimas.

Ser musulmán, no hace a una persona terrorista.