Igual que muchas legumbres, la soya es una poderosa fuente de fibra dietética y proteínas vegetales, pero no todo es positivo, aunque nos hacen creer que la soya es un elemento ideal para bajar de peso, nadie nos dice que su nivel de grasa es alto a pesar de que contiene grasas insaturadas.

Pero no todo sobre la soya es negativo, el 40% del contenido de la soya es proteína, además de ser la legumbre más rica en vitaminas A, B y B12. Los minerales que integran a la soya son calcio, zinc y hierro, aunque estos pueden limitarse por los niveles altos de los ácidos fítico y oxálico provocando que los minerales logren una absorción baja o nula en nuestro organismo.

Algunos de los beneficios de la soya son su cero porcentaje de azúcares en contraste con su contenido de múltiples beneficios en proteína, además de que es capaz de reducir los niveles de colesterol en la sangre.

Algo que sin duda debes conocer de la soya es que su consumo excesivo en diferentes productos puede ser perjudicial en un ámbito hormonal, ya que la soya contiene niveles altos de fitoestrógenos, hormonas de origen vegetal que incrementan la actividad de estrógenos en el cuerpo, que al consumirse de manera normal o balanceada pueden ser un protector cancerígeno, pero que al consumirse en exceso pueden reducir niveles hormonales en nuestra cuerpo causando desniveles poco saludables.

Si quieres llevar una dieta a base de soya, hay una gran variedad de productos que pueden ayudarte, pero recuerda mantener los niveles de esta legumbre o grano balanceados para obtener los efectos positivos y erradicar los negativos.

Viridiana García Márquez