Jesús Ortega rechazó que el Partido de la Revolución Democrática se haya entregado al gobierno en el poder mediante el llamado Pacto por México, y enfatizó que sí hubo una nueva relación entre fuerzas políticas y un intenso diálogo que culminó con la aprobación de reformas importantes para el país.

“Ahora lo podemos ver: una actitud dialoguista entre senadoras de diversos partidos logran acuerdos para hacerles las reformas en derechos humanos más importantes de las últimas décadas. Eso no se hubiera logrado situados cada quien en sus trincheras dogmática e ideológica”, apuntó el ex presidente del partido del sol azteca.

Además, Ortega Martínez puntualizó que es importante que el país pueda superar los prejuicios partidarios con el propósito de generar un clima de mayor cooperación para enfrentar los grandes problemas del país.

“Los que piensan que el diálogo es entregar principios son fanáticos”, sentenció.

 

PRD descarta otro Abarca en próximas elecciones

El PRD fortalecerá requisitos y criterios para postular a sus candidatos para las elecciones del 7 de junio con el objetivo de descartar que pueda darse otro caso como el de José Luis Abarca

“Hemos impedido que sean candidatos o candidatas personas que presumiblemente pudieran tener relación con actos ilícitos”, aseguró Jesús Ortega, ex dirigente del partido y líder de la corriente Nueva Izquierda.

El perredista aseveró, “si seguimos actuando como lo estamos haciendo ahora no se va a repetir otro caso como los Abarca”. Aunque reconoció que la dirigencia del partido fue laxa en la selección candidatos, y es un error que no volverán a repetir.

“Creo que con hechos de esta naturaleza podemos recuperar credibilidad ante la ciudadanía el conjunto de los partidos políticos. Yo quisiera ver que el PRI recurriera a la Procuraduría General de la República para señalar a (Carlos) Romero Deschamps como un presumible individuo con actos ilícitos, o al ex gobernador de Coahuila, o al ex gobernador de Oaxaca, o al gobernador de Sonora (Guillermo Padrés) que con recursos públicos hace una presa en su propiedad privada para su beneficio”.

Y es que, Ortega aseguró, que no se trata de purgar al partido sino de aplicar de manera eficaz el código de legalidad y ética al interior de este instituto político.

“Hay el riesgo de que si los partidos políticos, todos, no corregimos comportamientos, es verdad que va a crecer nuestro descrédito ante la ciudadanía”.

Y es que, a su parecer, el descrédito y la desconfianza podría conducir a los ciudadanos a desviarse hacia la derecha o hacia el totalitarismo y fomentar los llamados a no votar en las próximas elecciones.

JAG