Si nos detenemos a observar todos los sustitutos alimentarios con los que cuenta un supermercado podemos notar de inmediato que la lista de alimentos libres de Gluten está creciendo. Pero ¿qué es el gluten?. El gluten es un conjunto de proteínas contenidas en la harina de cereales de sécano, este conjunto de harinas provienen de trigo, cebada, avena, centeno o los híbridos que confirmen las semillas anteriores. El gluten es el encargado de proporcionar elasticidad a las masas, no es indispensable para el ser humano pero si puede proporcionarnos algunos nutrientes.

Actualmente, está de moda entre celebridades y algunas personas preocupadas por su figura seguir una Dieta Sin Gluten (DSG). Pero realmente ¿esta dieta funciona?. Esta dieta ha pasado de ser una prescripción médica a una dieta de moda para reducir calorías. Según los expertos en la materia, esta dieta no debe de iniciarse sin realizar una biopsia intestinal que demuestre una alteración al gluten, pues quitarlo completamente de la alimentación sin ser celíaco (personas alérgicas al gluten) alteraría la mucosa intestinal.

Es cierto que las harinas son un factor decisivo para un incremento de peso, pero siempre se pueden sustituir harinas de ciertas semillas por otras para mantener un peso y calorías equilibradas. Eliminando el gluten se pueden desencadenar algunas enfermedades o padecimientos cuando haces esta dieta sin padecer un trastorno que te obligue a hacerlo. A continuación enlistaremos algunos riesgos o consecuencias de quitar el gluten de tu alimentación en caso de no ser u paciente celíaco.

  1. Muchos sustitutos de gluten carecen de fibra, nutrientes y vitaminas
  2. Hay evidencias científicas de enfermedades o consecuencias intestinales de carácter delicado
  3. Puede ocasionar una sensibilidad al gluten no celíaca, lo cual afecta el intestino y el sistema gastrointestinal
  4. Vivir sin gluten puede hacer que subas de peso, pues los sustitutos del mismo pueden contener más grasa saturada o azúcar

Para no correr riesgos, es mejor que si quieres reducir harinas por sus calorías sustituyas el trigo por el maíz o el arroz. No es necesario evitar el gluten completamente, puedes reducir su consumo. Recuerda que el gluten no es algo que debes de temer.

Viridiana García Márquez