Ciudad de México, México (11 de enero de 2018).- El acuerdo para revocar la licencia de funcionamiento del bar Attico, en Cuernavaca, Morelos, por el asesinato del universitario Alfredo Israel Hernández, en septiembre pasado, está estancado, acusó Enrique Paredes Sotelo, abogado de la familia del joven.


Enrique Paredes, aseguró que su petición esta “congelada” desde noviembre del año pasado por una aparente oposición del regidor Eduardo Bordonave, ya que Carlos Gibrán Haro Álvarez, apoderado legal del bar, es cercano al edil desde su cargo como dirigente del Partido Socialdemócrata (PSD).

El ayuntamiento expresó en un comunicado que el alcalde Cuauhtémoc Blanco solicitó en tiempo y forma a la Comisión Reguladora cancelar la licencia al antro, sin embargo,  la Comisión dejó a un lado la revocación de licencia para atender otros temas.

El bar Attico se clausuró desde el asesinato de Alfredo Israel, los propietarios de la empresa pagaron una multa de 14 mil pesos y después cerraron las puertas del negocio de manera definitiva.

El crimen del estudiante ocurrió cuando salió en defensa de una trabajadora del bar, también estudiante en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, que era sometida por Óscar Antonio Gómez Sierra, El Negro, detenido en noviembre por la Agencia de Investigación Criminal de la PGR.

Redacción