CIUDAD DE MÉXICO (26 de septiembre de 2017).- Sin duda, los binomios caninos han sido uno de los personajes que más han conmovido a los mexicanos por su valentía y ayuda en las operaciones de rescate por las afectaciones del temblor del 19 de septiembre.

Pero la fama de Frida, la labrador retriever que ayuda en el rescate, ha rebasado fronteras. Solo hace unos días nos enteramos que las cuadrillas japonesas le habían apodado “Marina Chan”, esto en alusión al chaleco con la palabra “Marina” impresa que vestía, y al sufijo “Chan” que hace referencia a alguien de confianza y cariño.

Pues ahora, los japoneses le rindieron un homenaje a Frida nada más y nada menos que en la estatua del legendario Hachiko, otro perro famoso por su lealtad a su dueño a quien esperó por más de nueve años en la estación de tren de Shibuya.

Ahora, el Hachiko de metal viste el chaleco de Frida.

Esto ocurre mientras la brigada de ayuda japonesa regresa a su país, luego de pasar varios días trabajando en las edificaciones colapsadas en la Ciudad de México.

Por la Redacción