(Ciudad de México, México 17 de agosto de 2016 )-. La clonación de tarjetas de crédito es un delito que se puede dar con facilidad y de diferentes maneras, por eso es importante estar alertas y así evitar ser víctimas de este delito.

tarjetas portada uno

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), da a conocer la forma en que operan los delincuentes con los plásticos bancarios.

El “skimmer”, indica, es un dispositivo electrónico que realiza una copia de la banda magnética de la tarjeta y a través de una computadora pasan los datos a una tarjeta vacía. Es común dentro de cajeros automáticos o tiendas comerciales.

“Gratificaciones falsas”, es una de las maneras que operan, ofrecen premios de sorteos en los que la víctima no participan donde terminan los clientes proporcionando datos financieros.

El “phishing”, es un tipo de clonación común por correo electrónico, en donde se observan datos y logos de instituciones financieras que parecen auténticas, e incluso pueden estar ligados a sitios web para obtener información personal.

Las “palomas” son tarjetas que cuentan con un chip electrónico con información personal que previamente el delincuente descargó en una USB o memoria extraíble con información de usuarios de cualquier institución financiera.

Otra manera de defraudar a tarjetahabientes, es a través de promover ofertas en servicios no solicitados, con el simple hecho de demostrar que es usuario de un crédito bancario, al entregar el plástico pueden robarse su identidad.

Es por eso que la Condusef, aconseja no perder de vista la tarjeta durante su uso, para prevenir un fraude en su crédito bancario.

Redacción