Aunque con un toque de pop, el género soul hace una gran aparición en las listas de popularidad de música a nivel mundial en el álbum “In The Lonely Hour” de Sam Smith. Aunque el debut de Sam Smith fue desde el año 2012 en la colaboración que tuvo con Disclosure en su sencillo “Latch”.

Sin embargo,  en el 2013 no destacó con su primer sencillo “Lay Me Down”, fue entonces que colaboró en el sencillo “La La La” y llegó hasta el puesto número uno en el Reino Unido, de donde es originario.

Para mayo de 2014, lanzó “In The Lonely Hour”, su primer álbum de estudio del cual es compositor e interprete a cargo de la compañía discográfica Capitol Records. Logró posicionarse como primer lugar en Europa en menos de un mes a pesar de solo haber lanzado tres sencillos.

Entre agosto y diciembre del año pasado lanzó dos sencillos más que se posicionaron de inmediato en los principales rankings  a nivel mundial. Sam Smith ha sabido como llegar al público con un estilo de balada pop acompañado de una voz espectacular que nos remite a los mejores tiempos del soul.

Gracias a las cartas de amor que escribe este álbum, obtenemos una voz que combina el góspel y el soul transmitiendo una atmósfera romántica que se acompaña de blues  y resulta en una obra directa a la fama y al estrellato. Smith habla de sus composiciones como un mensaje a su primer amor no correspondido, transmite la base esencial del soul en el mismo al dejar su alma y sus sentimientos adheridos completamente al significado e interpretación de cada canción.

No es de extrañarse que este disco haya recibido muy buenas críticas y haya destacado cada sencillo del mismo, diferentes públicos afines a diferentes estilos se han unido solo para considerar en sus listas de popularidad a este disco. Sólo queda esperar que Sam Smith nos siga sorprendiendo con este estilo tan particular que ha roto algunas barreras del pop y nos ha remitido a las últimas pariciones del soul acompañado de balada como en los años 70s en la llamada “Revolución Soul”.

Redacción