Ciudad de México, México (17 de Enero de 2021).- La Fiscalía General de la República (FGR) consideró “inverosímil” el expediente por narcotráfico que abrió la DEA contra el general Salvador Cienfuegos y afirmó que fincarle cargos en México con la información de la Agencia Antidrogas Estadunidense “atentaría contra la más elemental presunción de inocencia y el más elemental sentido común”.

Al explicar las razones por las que el Ministerio Público de la Federación (MPF) determinó exculpar al ex secretario de la Defensa Nacional de la supuesta protección al capo Juan Francisco Patrón Sánchez, “El H2”, que le imputó la DEA, la institución a cargo de Alejandro Gertz Manero señaló que no halló evidencia sólida ni creíble de su contraparte norteamericana.

Sostuvo que el Ministerio Público tampoco encontró prueba alguna de que el divisionario haya cometido algún delito y menos de vínculos con el crimen organizado, por lo que se estableció “plenamente su inocencia”.

La FGR señaló que las únicas “pruebas” de EU están asentadas en 743 páginas en las que se reproducen 22 mensajes telefónicos que a su vez presentan una serie de datos inexistentes, imprecisos e inverosímiles.

Además de que está en duda la obtención legal de dichos mensajes entre un usuario identificado como El Padrino –Cienfuegos según la DEA- y narcotraficantes, ya que “no está corroborado” que la agencia estadunidense haya tenido autorización de un juez para interceptar las comunicaciones.

Nunca se precisó qué autoridad es la presuntamente que otorgó ese permiso, ni se aportó la documentación que acredite quien la otorgó, lo que imposibilita dar valor jurídico alguno a cualquier intervención telefónica que en esos términos se hubiera realizado”, explicó la FGR.

Aseguró que en caso de que acreditara la legal obtención de las comunicaciones, la información que contiene resulta “insuficiente” para imputar al general.

Manifestó que es increíble que con dicha información alguna autoridad pueda dar certeza de que El Padrino es el ex titular de la Sedena.

Entre las supuestas pruebas, EU aportó comunicaciones entre El H2 y su sobrino H9 en los que supuestamente se hace referencia a la “protección” de Cienfuegos y se menciona a los generales Javier Cruz Rivas y Daniel Méndez Bazán, así como al ex secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y al ex gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila.

La FGR añadió que la investigación de la DEA data de 2013 y nunca se informó de la misma a las autoridades de México, por lo que no tuvieron el consentimiento de éstas ni la posibilidad de que colaboraran.

Ignacio Alzaga (@alzagareporter)