Ciudad de México, México (20 de Septiembre del 2020).- Una mujer que forma parte del grupo de voluntarios de los ensayos clínicos de la vacuna contra el coronavirus que desarrolla AstraZeneca en equipo con la Universidad de Oxford, desarrolló una enfermedad neurológica calificada de “inexplicable”, informaron medios estadounidenses este fin de semana.

Aunque AstraZeneca aseguró que no hay evidencia suficiente de que este caso esté relacionado con la sustancia que elabora, medios advierten que el padecimiento sería el mismo que desarrolló el primer voluntario que se aplicó la vacuna y presentó efectos secundarios: mielitis transversa.

¿Qué es la mielitis transversa?

De acuerdo con especialistas, la mielitis transversa es una inflamación de ambos lados de una sección de la médula espinal que a menudo daña la mielina, el material aislante que cubre las fibras de las células nerviosas.
La mielitis transversa interrumpe los mensajes que los nervios de la médula espinal envían a todo el cuerpo, lo que puede ocasionar dolor, debilidad muscular, parálisis, problemas sensoriales o disfunción de la vejiga y el intestino.

De acuerdo con The New York Times, el primer caso de este mal que estaría relacionado con la vacuna de AstraZeneca se presentó también en una mujer.

Según el reporte, en el primer caso, la voluntaria recibió una dosis de la vacuna experimental y luego desarrolló mielitis transversa; posteriormente, se encontró que esta mujer tenía un caso previo, no diagnosticado, de esclerosis múltiple no ligado a la vacuna, por lo que se reanudó el ensayo.
En el segundo caso, la voluntaria desarrolló la enfermedad tras recibir la segunda dosis de la vacuna experimental.

Sin embargo, AstraZeneca informó que una revisión independiente señala que es poco probable que las enfermedades estuvieran ligadas a la vacuna.

Agencias