Ciudad de México, México (27 de Agosto del 2020).- Una iniciativa de Morena en el Congreso de la Ciudad de México podría revivir el delito de difamación y castigar a los periodistas que investiguen por su cuenta hechos delictivos, en lugar de apegarse a las investigaciones de las autoridades ministeriales.

La propuesta que incluso fue rechazada este jueves por la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México en un evento público- podría implicar un retroceso legislativo, pues hace 14 años se derogó este delito tras las reformas a la Ley de Responsabilidad Civil para la Protección del Derecho a la Vida Privada, el Honor y la Propia Imagen en el Distrito Federal, en mayo de 2006.

Bajo el argumento de combatir las noticias falsas y evitar las afectaciones a la dignidad de las personas, el morenista planteó castigar con cárcel a los comunicadores y periodistas que afecten la reputación de un servidor público.

En su exposición de motivos, Rubio Aldarán argumentó que busca combatir las fake news en redes sociales y medios digitales e impresos, que tienen como objetivo principal la desestabilidad de la democracia y el Estado de Derecho, así como la creación de desconfianza en los gobiernos y los mismos medios de comunicación”.

Así, estableció que “comete delito de difamación, quien de manera deliberada y con el propósito de dañar a una persona, comunique un hecho falso, a una o más personas de forma verbal o por cualquier medio de comunicación, y esto le cause o pueda causar a la víctima u ofendida una afectación en su dignidad, honor o reputación, imponiéndole una pena de dos a cinco años y de seiscientas a mil Unidades de Medida y Actualización”.

Además, la propuesta de reforma al artículo 215 señala que el delito de difamación se perseguirá por querella. En el caso que se refieran a una persona ya fallecida, se procederá por querella del cónyuge, concubina o concubinario, pareja permanente, ascendientes, descendientes o hermanos”.

El diputado local aseguró que los periodistas no deben investigar sino meramente informar, ya que su labor es exclusiva de informar, no realizar investigaciones o diligencias para resolver una carpeta investigación, sino que su trabajo es el de investigar lo que hace la representación social en la carpeta e informarlo, siempre y cuando no afecte la investigación, y la información debe ser veraz”.

Incluso fue mas allá y aseguró que es “necesario y urgente atender esta problemática social que nos puede afectar a todos como ciudadanos, ya que alguien puede terminar con la familia o el trabajo de otra persona si así lo quiere, pues con la era digital, no se encuentra en la actualidad una regulación respecto a la información, tanto de las personas, como medios de comunicación y autoridades, y ante esto es imperioso legislar al respecto”.

La iniciativa fue turnada a la Comisión de Administración y Procuración de Justicia, para su mayor análisis y dictaminación.

Angel Gallegos (@gallegoso)