Ciudad de México, México (2 de octubre de 2018).- La Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México insiste en mantener el contrato anterior al del 2010, sin embargo, Aeroméxico se niega a realizar cambios, por lo que mañana pilotos se podrían ir a huelga y más de 60 mil pasajeros se podrían ver afectados.
Rafael Díaz Covarrubias, secretario general de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México, explicó que una de sus peticiones es congelar los porcentajes de los contratos de los pilotos.

El secretario señaló que hay dos tipos de contratos: el Alfa y el Bravo; el 52 por ciento de los pilotos pertenecen al primero y 48 por ciento al segundo. Lo que exigen es que “conforme los compañeros del A se vayan retirando, nuestros compañeros del contrato B tengan acceso al contrato A, para conservar esos porcentajes”.

Díaz Covarrubias señaló que, de irse a huelga, hoy se tendrían que cubrir todos los vuelos programados para antes de las 00:00 horas, pero se verían afectados alrededor de 60 mil pasajeros que saldrían entre miércoles y jueves.

Por su parte, Andrés Conesa, director general de Aeroméxico, afirmó que no van a cambiar las condiciones, además para ellos sólo existe un contrato y es el que se queda.

“Para nosotros no hay contrato A y contrato B, el único que prevalece es el nuevo del 2010 y ese se queda”.

Desde hace tres meses está la discusión sobre la mesa, en la que han presentado varias propuestas y todas las han rechazado.

Señaló que el contrato A, al que refieren los pilotos, es la conservación de los derechos adquiridos de los pilotos contratados antes del 2010, que pagarán hasta que el último se retire.

El director comentó que el contrato actual “es muy competitivo, es superior al de la competencia nacional, incluso ganan más del 50% que los demás”.

“Si regresamos al contrato A, se detiene el crecimiento, se contrae la empresa, probablemente desaparezca y por lo tanto van a perder ingresos”, señaló.

Redacción