Ciudad de México, México (27 de agosto de 2018).- Morena impulsará tres medidas para recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores mexicanos: aumentar en 2019 el salario mínimo por encima de los cien pesos diarios; modificar la redacción del artículo 123 de la Constitución a fin de que responda a la realidad actual; y eliminar a la Comisión Nacional de Salarios Mínimos, pues consideran no ha cumplido su papel en la recuperación del ingreso de los trabajadores.

“Hay 24 millones de personan ganan entre uno y dos salarios mínimos, de acuerdo al Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico. El 42 por ciento de las personas que tienen un ingreso laboral están por debajo de la línea de bienestar, es decir, la gente que está dentro del mercado laboral formal, los ingresos que tiene no le alcanzan para la línea mínima de bienestar”, indicó el diputado electo Mario Delgado.

Sobre la desaparición de la CONSAMI, sostuvo que es una institución que no ha podido frenar el deterioro del poder adquisitivo de los mexicanos en los últimos 30 años, y en cambio le cuesta más de 40 millones de pesos mensuales al pueblo de México.

Y para evitar que vuelva a ocurrir el paulatino deterioro del salario, recalcó que es necesario modificar el artículo 123 constitucional pues “se nos quedó muy viejita esa redacción”.

“Vamos a proponer en la cámara de diputados cambiar esa reacción para que quede como sigue: Los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidad vitales de las personas, es decir, no las necesidades normales de un jefe de familia, sino las necesidades vitales de las personas en el orden material, social y cultural y para que en el hogar se pueda proveer a la educación obligatoria de las niñas, niños y adolescentes. Los salarios mínimos profesionales se fijarán además considerando las condiciones de las distintas actividades económicas”.

Ante los cuestionamientos de eliminar el IEPS a las gasolinas para reducir el golpe al bolsillo de los mexicanos, Delgado Carrillo recordó que se tiene que hacer un balance entre ingresos y gastos; por lo que indicó que la apuesta de hacer más refinerías haría a México menos dependiente del precio internacional de las gasolinas y en el futuro disminuir el costo de las gasolinas.

Con información de Angel Gallegos