Ciudad de México, México (18 de julio de 2018).- MGM Resorts, compañía dueña del hotel Mandalay Bay ubicado en Las Vegas, donde, en octubre de 2017 ocurrió una masacre que dejó 58 personas muertas y centenares de heridos, interpuso una demanda contra más de mil víctimas del tiroteo perpetuado por Stephen Paddock, con la intención de rechazar su responsabilidad en materia de seguridad.

MGM Resorts International, argumentó que tomó las medidas de seguridad apropiadas para proteger a sus inquilinos, de acuerdo con los estándares establecidos por el Departamento de Seguridad Nacional, por lo que no puede ser responsabilizado de cualquier muerte, lesión o daños causados por la masacre.

Le empresa resaltó que no está buscando recibir ninguna compensación monetaria; está pidiendo que se rechace cualquier acusación en su contra por parte de los afectados, solo que desistan quienes los han demandado.

Redacción