CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO (10 de mayo de 2018).- La Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México actualizó el estado de salud del mono capuchino que se hizo famoso tras escapar por varios días en Lomas de Chapultepec.

En el documento se informó que al momento de ser recuperado, el 27 de marzo pasado, el mono tenía los índices de azúcar en la sangre altos, por lo que corría el riesgo de padecer diabetes. Entonces, tenía también una condición corporal muy baja, estaba deshidratado, con una fractura del canino inferior derecho, y un corte en la piel de la pata derecha.

También el animal tenía parásitos intestinales.

Por este cuadro, los veterinarios del Zoológico de Chapultepec modificaron la dieta del mono y le dieron medicamentos. Esto ayudó a que los valores se fueran normalizando con el paso de los días.

Actualmente, el primate recuperó su movilidad, la fractura dental cicatrizó sin complicaciones; y la dieta le ha ayudado a bajar el azúcar en su sangre, e incluso le ha hecho ganar 800 gramos en peso.

Sin embargo, el mono seguirá en cuarentena, y se espera que ésta se alargue por tres meses hasta que termine el calendario de desparasitación.

Con información de agencias