CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO (14 de abril de 2018).- Tras el bombardeo orquestado por Estados Unidos, y respaldado por Gran Bretaña y Francia; la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sesionó de forma emergente ante la situación.

Rusia fue quien convocó la reunión para acusar al gobierno del estadunidense Donald Trump de “pisotear” el derecho internacional a través de “vergonzosas” excusas legales.

“Ustedes están pisoteando la Carta de Naciones Unidas y el derecho internacional. […] Es vergonzoso que, para ejecutar una agresión, se invoque un artículo de la Constitución de Estados Unidos”, denunció el embajador ruso ante el organismo, Vasili Nebenzia.

En respuesta, la embajadora estadunidense Nikki Haley sostuvo que su país está listo con un nuevo ataque si se comprueba el ataque químico en Siria.

“Estados Unidos está preparado para actuar de nuevo de forma sostenida para asegurar que Siria entiende que habrá un precio que pagar si vuelven a usar armas químicas de nuevo. […] Si el régimen sirio usas sus gases venenosos nuevamente, Estados Unidos está cargado y engatillado”, apuntó.

Por su parte, el Consejo de Seguridad de la ONU rechazó la resolución presentada por Rusia para condenar el bombardeo, y que pedía a las tres naciones organizadoras que eviten el uso de la fuerza contra el régimen de Bashar al Assad en el futuro.

En México, la Secretaría de Relaciones Exteriores emitió un comunicado en donde cita al presidente Enrique Peña Nieto y su “más amplia condena al uso de armas químicas”.

“Asimismo, señaló que México hace votos para que sea a través del derecho internacional y los instrumentos multilaterales como se ponga fin al uso de este tipo de armamento de tan crudas consecuencias”.

En tanto, sigue la difusión de imágenes tras el ataque aéreo en Damasco, así como el rechazo internacional tanto a la respuesta estadunidense como al presunto uso de armas químicas.

Con información de agencias