DZWJTPJU8AAqcpz-768x391

Texas, EU (27 de marzo de 2018).- Ante Croacia, México no sólo jugó mal y perdió, además sufrió lesiones de dos de sus defensores titulares y de uno de ellos, principalmente, por el posible daño, se teme que quede fuera de Rusia 2018.

Al 14′, en el AT&T Stadium, mismo estadio donde en el pasado ciclo mundialista y también a muy poco tiempo de la respectiva Copa del Mundo se lesionó Luis Montes (y no fue al mundial), Néstor Araujo salió del juego después de lastimarse la rodilla izquierda al parecer de gravedad, tras palanquearse en una barrida donde disputaba el balón con Rebic; en su lugar entró Diego Reyes.

En aquel juego de mayo de 2014, previo al mundial de Brasil, México derrotó a Ecuador 3-1, con un gol de Luis Montes, quien además sufrió una fractura de tibia y peroné tras un choque con Segundo Castillo.
Y este martes, a menos de tres meses de Rusia 2018, fue el defensor Nestor Araujo quien encendió las alarmas, después de que en una jugada dentro del área mexicana se le trabó la pierna izquierda y se teme una rotura de ligamentos que seguramente lo dejaría fuera de la próxima Copa del Mundo, por lo que fue trasladado a un hospital.

Al 61′, Layún abanicó la pelota y le dio una patada a Rog dentro del área, el árbitro marcó penal y Rakitic cobró con clase y raso al lado derecho de Ochoa para el 1-0 final.

Cuatro minutos después, tras una caída, otro defensor mexicano, Carlos Salcedo, se lastimó, en este caso, el hombro, salió de cambio por Edson Álvarez, fue vendado y se quedó en la banca.

Con información de Agencia Quadratín