patricio martínez pri senado

Ciudad de México, México (12 de marzo de 2018).- “En México hay medicamentos que valen más que su peso en oro”. Con esta idea el senador Patricio Martínez presentó una iniciativa que busca modificar la Ley General de Salud. El objetivo es bajar el costo de las medicinas para los mexicanos pues en nuestro país la industria farmacéutica mantiene precios más altos que en otras latitudes por el mismo medicamento.

La mayoría de la gente no tienen los ingresos suficientes para tener acceso a los medicamentos en el mundo. El precio de los medicamentos es alto y sobre todo en México, remarcó el senador Martínez.

“La realidad es que tenemos precios muy inflados, que no corresponden a una proporcionalidad entre los costos por las sales, empaque, regalías, investigación y desarrollo, integrando el costo con todo esto, más un margen de utilidad para fabricante y para comercializador, eso queda muy por debajo de lo que es el precio máximo. El precio máximo está sumamente inflado”, expuso.

En México, hay medicamentos que valen más que el oro. Esa es la lección que dejó Martínez García, pues mientras es un kilo de oro cuesta al día de hoy 789 mil 369 pesos; el Maxitrol, ungüento oftálmico tiene un precio máximo de 456 pesos con 3 centavos.

“Comparando el kilo de oro, con el kilo de neomicina, la neomicina cuesta -también se los doy a los precios de hoy- 140 millones de pesos. 140 millones de pesos de un kilo de este medicamento debidamente procesado, es una exageración que nos demuestra que algo anda mal en la fijación de precios máximos”, subrayó.

Y en comparación, el mismo médicamento en México cuesta casi el doble que en Colombia, abundó el senador.

“¿Por qué en Colombia esto cuesta 210 pesos y aquí 456 pesos? Y por qué cuesta 456 pesos dando un equivalente a 140 millones de pesos el kilo, que no tiene ninguna proporcionalidad, ni aún cargando los más fantásticos precios de desarrollo, tecnología e innovación”.

Segun el priista, la monopolización impide que haya competencia y equilibrio entre oferta y demanda, pues en México se han instalado 14 de las 15 principales empresas farmacéuticas que hoy gozan de un mercado mexicano muy grande con una fijación de precios que no está apegada a la realidad.

Según el legislador, como lo señala en su iniciativa, “el problema radica en que el gobierno no ha logrado establecer verdaderos contrapesos a los abusos salvajes de las farmacéuticas quienes, justificando las inversiones en investigación para el desarrollo de patentes, imponen precios extremadamente elevados en consideración los existentes por el mismo medicamento en otros países”.

Por ello, su propuesta busca modificar el artículo 31 de la Ley General de Salud para que la Secretaría de Economía, oyendo la opinión de la Secretaría de Salud, asegure la adecuada distribución y comercialización y fijará los precios máximos de venta al público de los medicamentos e insumo, considerando un precio justo que no pueda incorporar como factor de costo más de un cinco por ciento por concepto de inversión en investigación sin exceder el precio promedio del mismo medicamento en los países de América Latina.

También señala que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público tendrá intervención que le corresponda en la determinación de precios, cuando tales bienes sean producidos por el sector público.

El priista pidió a sus compañeros legisladores sean solidarios con la iniciativa que presentará en las próximas sesiones, menos de mes y medio para que concluya el periodo ordinario de sesiones.

Ángel Gallegos