CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO (20 de febrero de 2018).- Y sí, ya empezó la temporada de ozono en el Valle de México, y en gran parte del mundo es un fenómeno que afecta a las grandes urbes.

En realizad, no tendría que ser tan malo ya que –incluso- existe un ozono “bueno” el cual se encuentra en la atmósfera superior, y nos protege de los rayos ultravioleta. Sin embargo, los humanos nos hemos encargado de multiplicar el ozono “malo”, ese gas contaminante derivado de calderas, autos, refinerías, grandes industrias, plantas químicas, etcétera.

Estas partículas son capaces de dañar nuestra salud (como un autogol), sobre todo si padeces enfermedades respiratorias o cardiovasculares, hipertensión, diabetes, son niños o adultos mayores, o con algunas alergias. Aquí la lista de efectos:

-Dificulta la respiración.

-Puede causar dolor y falta de aire.

-Causa tos y/o irritación de garganta, ojos o nariz.

-Inflama las vías respiratorias.

-Agrava el asma (incrementa los ataques), enfisema y bronquitis crónica.

-Te hace más susceptibles a infecciones.

-También daña las células, sobre todo las que forran los pulmones.

Algunas de las recomendaciones que te damos para evitar mayores afectaciones son:

-Atender las indicaciones de las autoridades locales.

-Disminuir la exposición de ozono (ok, está un poco imposible pero en cuanto puedas, un viaje a lugares menos contaminados sería de ayuda).

-Durante las contingencias, evitar cualquier actividad física al exterior. Lo puedes hacer en interiores, pero evita aquellos que sean intensos, y siempre que sea con las ventanas cerradas.

-Uso de protector solar en la piel, más si tienes hipersensibilidad.

-Terapias de oxigenación (en casos graves).

-Los niños, adultos mayores o aquellos con enfermedades respiratorias, deberán mantenerse en interiores sobre todo en las horas de máxima concentración de ozono.

-Mantenerse hidratado.

-No fumar.

-Seguir los tratamientos para quienes padezcan enfermedades cardiovasculares.

-Ante cualquier síntoma de agravamiento de síntomas o enfermedad repentina, acudir a su médico (sin dilatar, de preferencia).

Sabemos que es difícil mantenerse alejado de las emisiones contaminantes, pero podemos tomar algunas medidas para disminuir los efectos o que nos lleve al hospital.

Con información de agencias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s