CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO (23 de enero de 2018).- En España, los jóvenes optan por fumar marihuana para afrontar su vida y las escasas perspectivas hacia su futuro, ello en medio de las crisis sociales y económicas de los últimos años.

Así lo sostiene el “Estudio Sociológico Cualitativo sobre Consumo de Alcohol y Cannabis en Jóvenes y Adolescentes”, elaborado por la sociedad científica Socidrogalcohol; el cual estimó que el inicio de consumo se sitúa entre los 16 y 17 años.

El estudio también concluyó en que los consumidores fuman hachís o marihuana en círculos reducidos donde se sienten en confianza y aceptados. También se determinó que los jóvenes lo hacen durante el día, a la entrada de la escuela y en los recreos.

Esto ya que consideran que se trata de un uso terapéutico, ya que logran “anestesiarse” y “regular sus emociones”. Por ende, el consumo ha sido normalizado –apoyados en la idea de que se trata de una droga natural-; incluso los traficantes son tratados como “colegas”.

“Los jóvenes reclaman sentirse apoyados, por lo que es necesario que les ofrezcamos optimismo de cara a su futuro ya que con la crisis, ha habido un aumento de aquellos que quieren vivir el presente ya que les es duro pensar en su futuro”, detalló Ana Lima, presidenta del Consejo General del Trabajo Social en aquel país.

Respecto al alcohol, se estableció que el consumo inicia entre los 13 y 14 años, ya que se adopta como un ritual de paso para “dejar de ser un niño”. Serían los fines de semana principalmente cuando los jóvenes toman bebidas alcohólicas.

Quienes beben argumentan que lo hacen para mejorar sus habilidades sociales.

Sobre el consumo por géneros, se analizó que en las parejas donde el hombre fuma o toma, aumentan las probabilidades en que la mujer lo inicie también. Esto ya que las chicas infieren que con esta actitud le gustará más a su pareja o a otros jóvenes.

En tanto, ellos sostienen que el consumo les hace ver “más valientes”.

El presidente de Socidrogalcohol, Francisco Pascual, subrayó en la importancia en que la familia intervenga y refuerce la información sobre los riesgos de las drogas y el alcohol. En tanto, los expertos hablan de programas incorporados a la educación formal para atender aspectos emocionales y de habilidades para la vida.

“Los problemas del consumo en los menores son el problema del mundo adulto, por lo que si no atendemos a lo que verbalizan los jóvenes, seremos poco eficientes en la prevención”, puntualizó Francisco de Asis Babín, delegado para el Plan Nacional sobre Drogas.

¿Cómo sería el panorama en México?

Con información de EuropaPress

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s