Nogales, Sonora (18 de enero de 2018).- Más de 3 mil 500 galones con agua que a manera de ayuda humanitaria voluntarios dejaban en el desierto de Arizona, fueron destruidos por oficiales de la Patrulla Fronteriza (Border Patrol).

Voluntarios de la Organización “No Más Muertes” dijeron que esta conducta no ha cesado, pese a que para un migrante encontrar agua o alimentos en el desierto puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.

“Vimos que en tres años (2012 a 2015) había 3 mil 500 galones con agua vandalizados en un área muy grande, creemos que la mayoría de esa destrucción pasó en manos de la Patrulla Fronteriza, también tenemos video que ellos estaban pisoteando, cortando con cuchillos y pisoteando el agua”, denunció una voluntaria.

Paige Corich Kleim destacó que esta conducta de los agentes migratorios no cesa y que ocurre al menos dos veces por semana.

https://youtu.be/zywLCZudrxc

“En los videos se observa a un agente que destruye agua enfrente de voluntarios grabando y después de este acto seguía trabajando con la agencia por años hasta que ya no trabaja para ellos, pero no lo recortaron”, denunció.

“Ellos quieren hacer más peligroso y difícil cruzar la frontera; para ellos es mejor si la gente no tiene agua, que se enfermen, que mueran unos para que expliquen que es muy peligroso, para prevenir que otros lo hagan”, sostuvo.
Redacción