Ciudad de México, México (20 de julio de 2017)-. La colonia Escandón, al surponiente de la Ciudad de México, se ha convertido en la “joya” del desarrollo inmobiliario a través de las invasiones de predios, de acuerdo con vecinos de la zona, quienes revelan cómo ha ido cambiando la zona.

Leticia Magallanes, quien lleva varios años residiendo en la Escandón indicó que algunos edificios eran en la antigüedad vecindades o predios tomados por “Los Claudios”, grupo de la “Asamblea de Barrios”.

Y las irregularidades continúan, porque en pleno 2017, en la colonia Escandón se sigue edificando con anomalías, las cuales representan un riesgo para quienes compran departamentos valuados entre 6 y 10 millones de pesos.

Un caso, es el inmueble ubicado en la calle Salvador Alvarado número 80, donde se pretende construir un edificio de 19 departamentos, reportó el periodista Irving Pineda en una serie de reportajes transmitidos en Hechos Noche de TV Azteca

construccion

Para comenzar la obra, se necesita una manifestación donde se la indica a la Delegación Miguel Hidalgo, el número de pisos y el tipo de suelo, requisito que si cumplen, pero corresponde a un permiso para remodelar una cafetería que incluso ya opera en Polanco, de acuerdo con documentos de la autoridad delegacional.

Sin embargo, en la obra, empleados escondidos y una escolta afuera.

La Delegación Miguel Hidalgo clausuró la obra, pero la venta sigue, de acuerdo con la inmobiliaria  Cattori.

“La obra ya está, te podemos invitar, te digo ya está levantada, ya va a estar el departamento muestra la próxima semana, ya camina por ella sin problemas. La fecha de entrega para ella es enero del 2018.”, indican en el call center de la inmobiliaria.

Al respecto, la asambleísta Margarita Martínez Fisher comentó que esta situación no es nueva.

“Escandón es el ejemplo y nos dio el ejemplo con el edificio de minería pues de estos que se pasaron prácticamente dos niveles, donde no hubo ningún tipo de supervisión”

Y esos pisos, advierte la autoridad, estarían en riesgo de ser demolidos sin importar que ya hayan sido vendidos, ya que sólo en Miguel Hidalgo en el último año, doce edificios han sufrido esta misma suerte y a los compradores no les queda de otra más que demandar.

Para los especialistas, el uso de manifestaciones falsas o que no corresponden con el predio es un delito que debe castigarse por dos vías legales,

“Hay una responsabilidad penal pero personal para el director responsable de obra, que es un fraude y también hay una sanción administrativa que es el retiro de la firma, ” asegura la abogada Elizabeth Jones.

Pero mientras eso ocurre, quienes han adquirido un patrimonio en estas condiciones tienen una serie interminable de problemas.

***Con información de Hechos Noche del 20 de julio de 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s