Ciudad de México (13 de septiembre de 2016).- A casi cuatro meses de haber instalado el plantón nacional en La Ciudadela, la dirigencia de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) determinó levantar su campamento, por lo que inició el proceso para que decenas de maestros disidentes de Michoacán, Guerrero y Chiapas, regresen a sus lugares de origen.

Cabe recordar que cientos de docentes inconformes se instalaron en La Ciudadela, la madrugada del pasado 26 de mayo, luego de ser desalojados en tres ocasiones, la última de las calles aledañas a la Secretaría de Gobernación.

Durante casi cuatro meses, los maestros disidentes permanecieron en la citada plaza, como parte de su jornada de lucha contra la reforma educativa.

Redacción