Ciudad de México, México (04 de agosto de 2016)-. Parece que la muerte de la modelo colombiana Stephanie Magon ha quedado resuelto.

stepahie magon

La Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México confirmó mediante estudios periciales que la modelo colombiana Stephanie Magon hallada el sábado en la calle Miami en la colonia Nápoles se desnudó y se lanzó por su voluntad desde el borde de la barda del edificio en el que vivía, a una altura de cuatro pisos.

Stephanie Magon en su trayectoria hizo contacto con las ramas de un árbol y este golpe provocó que se proyectara a la mitad de la calle, el lugar final en el que fue hallada sin vida la mañana del pasado sábado, se revela en el expediente CI-FBJ/BJ-2/UI-3/3484/07-2016 difundido el jueves por el periodista Carlos Jiménez en el diario La Razón

grafico modelo

Gráfico Diario La Razón 

Las autoridades también cuentan con cuando menos cinco testimonios que indican que la modelo había estado horas antes en un bar en donde mostraba confusión y desorientación a tal grado que se desnudó sola en el baño del lugar y tuvieron que sacarla de ahí.

La Fiscalía de Homicidios de la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México concluyó los estudios periciales del caso, los cuales determinaron que la joven nacida en Cali, Colombia, no sufrió ningún ataque, ni agresión.

El bolso rojo de Stephanie Magon quedó ahí en la azotea, cerrado e intacto tirado en el piso. A un costado quedaron sus botines negros, esos que combinaban con el vestido corto, del mismo color. Más adelante estaba su sostén, también las llaves del cuarto en el que vivía.

La forma en que quedaron acomodadas todas sus cosas y su cuarto cerrado, fueron los primeros indicios de que la joven había caído desde ese lugar la madrugada del sábado.

Con ello las autoridades descartaron un secuestro o una agresión por robo, en su muerte.

Esa caída fue lo que le provocó las múltiples fracturas que tenía, y lo que finalmente le causó la muerte.

 

La procuraduría capitalina  confirmó que Stephanie Magon estuvo la noche del viernes y madrugada del sábado en un bar del Centro Histórico.

Los exámenes de alcoholemia practicados a su cuerpo revelan que no había ingerido bebidas embriagantes y tampoco cocaína o heroína; sin embargo, las autoridades saben que consumió alguna droga sintética lo que la mantenía en un estado de descontrol.

Los testimonios recabados por las autoridades entre amigos y personal del bar, coincidieron al relatar que durante la madrugada la joven se desnudó dentro de los baños y los encargados de seguridad tuvieron que sacarla de ahí.

Todos aseguraron que la modelo colombiana se mostraba desorientada, confundida y no hablaba con ninguno de sus acompañantes ni con los empleados del negocio.

Fue uno de sus jefes en la agencia de modelos quien la llevó al departamento de la colonia Nápoles y ahí la dejó. Poco después ella se desnudó y se arrojó al vacío.

En el expediente se detalla que su vecina, la uruguaya Jennifer Acosta Gandora, fue quien encontró las cosas de la joven acomodadas junto a las escaleras.

Primero halló las botas negras junto con su bolsa roja. Esta pequeña bolsa estaba cerrada y sus cosas en el interior. Después encontró el vestido negro y al final su brasier. Ninguna de estas prendas estaba rasgada o mostraba signos de haber sido jaloneada.

Esto hace concluir a las autoridades que la joven se fue desvistiendo sola conforme fue avanzando, y mientras lo hacía iba dejando sus prendas en el piso.

Luego de hallar todo, la uruguaya las tomó y las acomodó todas juntas en el área de lavaderos del edificio. Horas después se enteraría que habían hallado desnuda y sin vida a Stephanie Magón, por lo que llamó a las autoridades para reportar el hecho.

Con información del Diario La Razón