Ciudad de México (06 de julio de 2016).- La Audiencia Provincial de Barcelona condenó al futbolista Lionel Messi y a su padre Jorge Messi, a un año nueve meses de prisión por defraudar con 4.1 millones de Euros a la Hacienda Pública.

La familia Messi dice que “fueron engañados”, pues desconocían los temas en materia fiscal, por lo que contrataron a unos abogados especializados en quienes habían confiado, pero que al final los defraudaron.

El fraude se realizó en paraísos fiscales con los que los Messi evitaron el pago de impuestos por ingresos de explotación de derechos de imagen entre 2007 y 2009

Ambos fueron acusados por tres delitos a Hacienda, por lo que también se les impuso el pago de multas de 2 millones de euros para el futbolista y 1.5 millones para su padre.

Sin embargo, como la pena es menor a los dos años y los inculpados no tienen antecedentes penales, ambos alcanzarían fianza.

“Quien ha tratado de eludir la norma, por el camino que sea, no puede resultar beneficiado por ellos, amén de que con la impunidad en esos casos se dirige a la ciudadanía el mensaje de que es preferible inhibirse a preocuparse”, afirmó la corte.