navarrete_br_173

Foto: El Universal

BAJO RESERVA

A pesar de la crisis por Iguala y la renuncia de Cuauhtémoc Cárdenas a las filas amarillas, el PRD elaboró un documento que circula entre sus consejeros con tres metas: obtener una votación en 2015 de 15%. Con la dirigencia de Carlos Navarrete, el partido espera mantener las 48 curules de mayoría en San Lázaro, que en promedio obtiene en las elecciones intermedias, nos dicen. En sus cuentas prevé retener la gubernatura de Guerrero y recuperar la de Michoacán, así como mantener la mayoría en los congresos locales donde son gobierno. Para esto, dice el documento, movilizarán por lo menos a los dos millones de militantes que votaron en los comicios internos del pasado 7 de septiembre y conformarán un “comando electoral”.

ALFONSO ZÁRATE

El país se mueve. Pero no en el sentido que parecía sugerir el slogan de la campaña presidencial. Se mueve en las calles y plazas colmadas por multitudes que protestan… En el uso virulento de las redes sociales en las que se comparten videos, caricaturas y juicios lapidarios… En las conversaciones casuales que regresan obsesivamente sobre los mismos temas: los 43 desaparecidos, la casa blanca de la pareja presidencial con su costo escandaloso y sus relaciones sospechosas, el ahorcamiento fiscal a los mismos de siempre y el favoritismo en el otorgamiento de concesiones y contratos multimillonarios a unos pocos, los mismos que tuvieron ventajas similares del gobierno del Estado de México: OHL, Hermes, Grupo Higa, Alcántara…

Los gobernadores siguen actuando como de costumbre: publicando costosos desplegados de apoyo al Presidente, mientras ellos y su parentela gastan y viven en un mundo de fantasía y los criminales mandan en vastos territorios. No entienden el hartazgo de la gente.

Los que dijeron que sabían cómo hacerlo, están pasmados, dando “palos de ciego”… Mal están las cosas en el país: la economía sigue estancada, caen los precios de la mezcla mexicana y la producción petrolera, en tanto los ciudadanos somos rehenes de la delincuencia organizada y de la otra encubierta en la protesta social, la que en Guerrero, Oaxaca y el DF daña edificios emblemáticos públicos y comercios, clausura almacenes, bloquea aeropuertos y quema vehículos, ante la inacción cobarde e irresponsable de las autoridades.

008o1pol-1

Foto: La Jornada

ASTILLERO

Enrique Peña Nieto estará hoy en Acapulco para anunciar un Plan Nuevo Guerrero, con pirotecnia numérica relacionada con inversiones, apoyos, subsidios y todo el arsenal de oportunidad que se toma de casilleros presupuestales ya existentes para confeccionar un batidillo vistoso que permita al alto funcionario federal en problemas asomarse con un presunto regalo en la mano a la entidad donde no ha puesto pie desde la tragedia de Iguala.

Además de la blindada estancia en la principal ciudad del estado, el puerto famoso, hoy tan golpeado en el ramo turístico a causa de la crispación política y social, Peña Nieto se aparecerá en Coyuca de Catalán para inaugurar un puente. Ésta será su máxima aproximación a la realidad no pavimentada, pues a pesar de que en Los Pinos se había anunciado días atrás que su principal ocupante estaría ni más ni menos que en Iguala, posteriormente se canceló tal audacia. Ni por equivocación, obviamente, EPN consideró visitar Tixtla de Guerrero, una de cuyas localidades es Ayotzinapa, donde está la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos.

EDUARDO GALEANO

Los huérfanos de la tragedia de Ayotzinapa no están solos en la porfiada búsqueda de sus queridos perdidos en el caos de los basurales incendiados y las fosas cargadas de restos humanos.

Los acompañan las voces solidarias y su cálida presencia en todo el mapa de México y más allá, incluyendo las canchas de futbol donde hay jugadores que festejan sus goles dibujando con los dedos, en el aire, la cifra 43, que rinde homenaje a los desaparecidos

Mientras tanto, el presidente Peña Nieto, recién regresado de China, advertía que esperaba no tener que hacer uso de la fuerza, en tono de amenaza.

Además, el presidente condenó la violencia y otros actos abominables cometidos por los que no respetan la ley ni el orden, aunque no aclaró que esos maleducados podrían ser útiles en la fabricación de discursos amenazantes.

descarga

Foto: Especial

CARLOS PUIG

Hace 20 años que cerca de mi escritorio hay siempre una impresión de estas palabras escritas por Vicente Leñero.

“El periodismo es trabajo sinfónico de equipo, es la búsqueda necia, emprendida entre todos los que forman un grupo, por desatar los nudos del mundo que vivimos. No es tarea individual, ni jamás el desplante inspirado que produce de pronto una obra redonda —como sucede a veces en el arte— para ponerse luego a dormir en laureles.

“El quehacer periodístico es talacha de urgencias, neurosis de presente, pasión por el instante que nos parece eterno a la hora de dar con la noticia y atrapar el secreto de un gran descubrimiento, pero que se diluye pronto, apenas lo entregamos a la voracidad de esa vida que nunca se detiene y que se traga todo: los hechos, las palabras de un hombre entrevistado, el llanto por un grande que se muere, la situación insólita de ahorita que mañana ya a nadie le sorprende.

Más que ir en busca de la verdad, como suele decirse cayendo en el gazapo filosófico, lo que sale a buscar el periodismo, de momento a momento, es la profunda entraña, el desgarrado cuerpo de nuestra realidad. Ese es el objetivo: la realidad a secas. Monda y lironda. Desnudita y completa, lo mejor que podamos fotografiarla a punta de noticias, de indagar lo que saben los que saben, de testimonios y documentos y pareceres sustantivos, de pregunta metiche y cuchillo que punza donde duele porque algo hay si eso sangra. La realidad”.

Lleno de dolor, desde aquí, desde su Guadalajara, rodeado de sus libros va un abrazo que no termine nunca para Estela, Mariana, Eugenia, Isabel y Estela.

Por Redacción