Con su decálogo bajo el brazo, el primer mandatario del país partió el mar (de coches) que suele atribular al primer cuadro de la ciudad de México y se dispuso a dictar las acciones de gobierno con las que pretende saca de este marasmo de ingobernabilidad al país.

El discurso para revivir la legalidad, la paz y la justicia se dio en Palacio Nacional. Afuera, la mayor explanada del país lucía rodeada por vallas. La estación Zócalo del Metro capitalino estaba cerrada. Nadie pudo acercarse. O al menos nadie que no fuera invitado al republicano mensaje.

Con los ojos un poco enrojecidos, pero el peinado impecable, el presidente señaló que la barbarie del caso Ayotzinapa marcó un antes y un después en el país. La debilidad institucional no puede ser tolerada. En adelante, si los gobiernos habrían de ser gandallas no será por débiles sino por mala leche, me atrevo a pensar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ahora que la prioridad es fortalecer la legalidad y el Estado de Derecho, el país está nuevamente a prueba, dijo el presidente. Y lo nuestro, lo nuestro, nunca han sido los exámenes (¿Qué no?)

Como cambios de fondo (así dijo), les dejo el decálogo del titular del Ejecutivo federal:

1.- Iniciativa de Reforma que facultará al Congreso a expedir la ley contra la infiltración del crimen en los municipios. (Si el crimen se infiltra en la policía estatal o la federal ya haremos mañana otro decálogo)

2.- Definición de competencias de cada autoridad en el combate al delito. (Básicamente porque ahorita se dispersan las responsabilidades y pasa como cuando jugabas voleibol en la secundaria y todos decían vooooy, pero al final nadie le pagaba a la pelota).

3.- Creación de policías estatales únicas. (Porque las policías municipales no están funcionando, evidentemente. Y porque ahora sí quieren lo que con Calderón no se pudo).

4.- Creación de un teléfono único de emergencias a nivel nacional que servirá para pedir auxilio y orientación. (Ya me imagino el caso: -911 mexicano, ¿Cuál es su emergencia? -¡Bueno! ¡Me está levantando la policía! ¿Puede ayudarme?)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

5.- Clave única de identidad para cada uno de los mexicanos. (Como no hay modo de identificarnos porque tenemos un desgarriate y pues así como que no se puede hacer cumplir la ley, entonces ahí les va un nuevo Renave -pero para gente- donde estarán todos bien vigiladitos).

6.- Ampliación del empleo de las fuerzas federales en los estados que así lo requieran. (O sea normalizar el envío de virreyes como en Michoacán).

7.- Acciones y reformas para hacer efectivo el derecho humano a la justicia. (¡Fiú! Menos mal que ahora sí ya va a ser por ley, porque eso de que nos den justicia cuando se les antoja está medio cabrón).

8.- Acciones para fortalecer y poner al día los instrumentos de derechos humanos. (¡Es como si hubiéramos vivido sin ley antes!).

9.- Promover la aprobación de diversas leyes en materia de combate a la corrupción. (Porque necesitamos más leyes que nos obliguen a cumplir las leyes que ignorábamos acatar antes de este decálogo).

“Propongo sanciones ejemplares para empresas que se coludan con alguna autoridad y caigan en la corrupción”, dijo el presidente. (Llene usted este espacio, estimado lector).

10.- Promoción de transparencia y rendición de cuentas. (Para ello, se pondrá en marcha un portal donde el ciudadano podrá conocer detalles de contratación de obra. Ahora sí ya estarán bien vigiladitos).

Para el momento en que terminaba Peña Nieto de pronunciar estas buenas intenciones gubernamentales, en el mundillo del Twitter el hashtag #YaMeCanse había alcanzado 161 mil publicaciones.

Muchos panistas sienten que debieron ponerle copyright a sus políticas públicas porque ya se las refritearon.

No tengo más que agregar.

Aviso Oportuno

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Se bajan previsiones de crecimiento.

Mayores informes en la Ventanilla Única Desestabilizadora

Provocaciones

-Venderé los derechos de mi casa… Con lo que me den compraré una más chingona. Para que se les quite- pensó el Gallegoso Promedio.

Ángel Gallegos ( @gallegoso )