capitalino-Rodolfo-Rios-Cuauhtemoc-Gutierrez_MILIMA20140516_0133_11

Foto: Especial

TEMPLO MAYOR

ESTA VEZ con muy justificada razón, Enrique Peña Nieto podría decirle a Rodolfo Ríos aquella máxima de “¡No me ayudes, compadre!”.

DADO el ambiente de crispación que existe en estos momentos, especialmente entre la comunidad estudiantil, nomás no se entiende que hayan decidido llevar a cabo una “diligencia” con agentes judiciales armados justo en este momento.

Y NO ES porque la autonomía universitaria sea patente de corso para moverse fuera de la ley. ¡Para nada! Pero realmente hasta el más bisoño de los analistas de riesgos podría darse cuenta de que el horno nacional no está para bollos de balazos.

marcha16DENOVIEMBREBUENA

Foto: Especial

SERGIO SARMIENTO 

“La protesta violenta no es protesta… Es un acto vandálico e ilícito”.

Ulrich Richter

PANAMÁ.- El argumento es tan fácil como falaz. ¿Por qué te quejas de los bloqueos y las agresiones? ¿Qué harías tú si se hubieran llevado a tu hijo? No tienes corazón. Los padres tienen derecho a protestar.

Por supuesto que los padres de Ayotzinapa tienen derecho a pedir justicia. Como los padres de los 22 de Tlatlaya. Y los padres de los 72 de San Fernando. Y los padres de los 15 de Villas de Salvárcar.

Cuauhtémoc-Cárdenas

Foto: Especial

BAJO RESERVA

La dura carta en la que ayer el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas expuso su diagnóstico sobre el estado de salud del PRD, en el que lo pone al borde de la muerte y cuya única posibilidad de vivir es que renuncie la actual dirigencia que encabeza Carlos Navarrete, miembro de la corriente Nueva Izquierda, nos dicen, sería sólo un botón de muestra de lo que está por venir. Nos explican que la carta del ingeniero estaría seguida por una serie de renuncias de importantes miembros históricos del Partido de la Revolución Democrática, que al igual que Cárdenas, consideran que el partido está condenado a desaparecer si el Comité Ejecutivo no tiene la voluntad de realizar cambios desde la raíz. Nos aseguran que si la dirigencia nacional no acepta renunciar y que se integre una dirección provisional, muy pronto el ingeniero podría anunciar su salida del PRD y detrás de él vendría una cascada de renuncias de importantes personajes del perredismo.

004o1pol-1 (1)

Foto: La Jornada

ASTILLERO 

Luego de una inoportuna gira internacional que le mantuvo indispuesto para atender problemas mexicanos, Enrique Peña Nieto lo primero que hizo a su regreso fue advertir que está decidido a enderezar ‘‘legítimamente’’ la fuerza pública contra manifestantes y opositores si los cauces del diálogo no son suficientes y si se hubiera ‘‘agotado cualquier otro mecanismo para restablecer el orden’’.

A ese estremecimiento social profundo u extendido se han añadido acciones bajo sospecha de infiltración y provocación (dos ejemplos: la quema de la puerta de Palacio Nacional, con el general Gustavo Ramírez Palacios, subjefe del Estado Mayor, como ebrio provocador cuya conducta no ha sido esclarecida por el mando militar, o la farsa del celular extraviado que llevó a la irrupción de fuerza pública en el campus de la Universidad Nacional, con disparos de bala y un estudiante herido por arma de fuego, con los peñistas Narro y Mancera en extraños roles, el segundo incluso con disculpas insuficientes).

navarrete-cardenas-reforma

Foto: Especial

CARLOS PUIG

Ayer el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas pidió a Carlos Navarrete y al resto del Comité Ejecutivo Nacional que renuncien a sus posiciones para iniciar un proceso de refundación del Partido de la Revolución Democrática […].

Cárdenas propone que se integre una “dirección provisional con representación real de bases regionales y de corrientes de opinión representativas de la pluralidad político-ideológica del partido”, para después convocar a un Congreso que rehaga las normas y reglas del principal partido de la izquierda mexicana.

El golpe que la tragedia de Iguala ha dado al prestigio del partido parece, sin embargo, no haber conmovido suficiente a la actual dirigencia perredista. Creen que lograron deslindarse de Abarca o que la confusión creada sobre quién en verdad lo propuso al partido les quita responsabilidad.

No parece una locura pensar en un PRD por debajo del 10 por ciento de la votación y sin el control absoluto de la capital del país.