Ciudad de México, México (26 de Febrero de 2021).- Rosario Robles aún tiene posibilidades de obtener su libertad o de reducir una posible condena por el caso de la Estafa Maestra que implicó el desvío de más de cinco mil millones de pesos del erario en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Pese a la postura de no negociar que fijó hace unos días la Fiscalía General de la República (FGR), la defensa de la ex secretaria de Estado no ha descartado llegar a una salida anticipada a su juicio.

Este viernes, el juez control Ganther Alejandro Villar determinó diferir la audiencia intermedia para dar oportunidad a que las partes puedan llegar a un acuerdo, lo que puede un juicio abreviado en el que Robles se declare culpable.

O el criterio de oportunidad que la obliga a convertirse en testigo colaborador y declarar contra funcionarios de alto nivel del gobierno de Enrique Peña Nieto como Luis Videgaray o el mismo ex presidente de la República.

En la audiencia que inició a las 10:00 horas en el Reclusorio Sur de Ciudad de México, el Ministerio Público de la FGR insistió en que no hay condiciones para el procedimiento abreviado y que lo mejor es ir a la audiencia intermedia, pues Robles no aceptó la propuesta de reparar el daño, lo que fue apoyado por la Auditoría Superior de la Federación.

La defensa de Robles reiteró la posibilidad de llegar a un arreglo, por lo que las partes determinaron diferir la audiencia y se fijó nueva fecha para el 26 de marzo a las 10 de la mañana.

Rosario Robles está acusada dos veces del delito de ejercicio ilegal del servicio público continuado un presunto desvío de 5 mil 73 millones de pesos de las secretarías de Desarrollo Social y Desarrollo Urbano Territorial durante su gestión en el sexenio de Peña Nieto.

Además tiene pendiente una orden de aprehensión por delincuencia organizada.

Ignacio Alzaga (@alzagareporter)