Ciudad de México, México (18 de Enero de 2021).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo el lunes que el gobierno tenía como objetivo compensar la reducción en las entregas de dosis de la vacuna COVID-19 de Pfizer Inc. con las de otros proveedores.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el lunes que estaba en conversaciones avanzadas con Pfizer sobre la inclusión de su vacuna en la cartera de vacunas de la agencia para compartir con los países más pobres.

México había estado esperando entregas semanales de unas 400,000 dosis de la vacuna Pfizer desarrollada con BioNTech SE de Alemania. Como resultado de los acuerdos de la OMS con la farmacéutica estadounidense, México por ahora solo recibiría la mitad de ese total, dijo López Obrador en una conferencia de prensa periódica.

No estaba claro cuánto duraría la reducción. Pfizer no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

La vacuna Pfizer / BioNTech es actualmente la única que se administra en México, que ha registrado la cuarta cifra más alta de muertes por pandemia en todo el mundo.

México también ha firmado acuerdos para adquirir vacunas de la británica AstraZeneca Plc y de la china CanSino Biologics. México aprobó la inyección de AstraZeneca y espera tenerla para marzo. Todavía está revisando la vacuna CanSino.

México debe fabricar la vacuna AstraZeneca, y el canciller Marcelo Ebrard dijo en Twitter que el ingrediente activo se enviaría el lunes a México desde Argentina, lo que permitirá a los fabricantes comenzar el proceso de empaque final.

México dijo que también espera aprobar la vacuna Sputnik V para su uso pronto, aunque es probable que adquiera menos dosis de las que había sugerido anteriormente.

México sufrió un revés en su impulso para vacunar al público con la noticia durante el fin de semana de que la funcionaria a cargo del programa, Miriam Veras Godoy, había renunciado por razones personales, según el Ministerio de Salud.

Reuters