Ciudad de México, México (15 de Enero de 2021).- El presidente de México Andrés Manuel López Obrador anunció el jueves que encabezará una iniciativa internacional para combatir lo que considera censura por parte de las compañías de redes sociales que han bloqueado o suspendido las cuentas del mandatario estadounidense Donald Trump.

El gobierno de López Obrador se ha estado comunicando con otros gobiernos para formar un frente común sobre el tema.

“Les adelanto que en la primera reunión que tengamos del G20 voy a hacer un planteamiento sobre este asunto, señaló el mandatario mexicano. “Sí; no deben de usarse las redes sociales para incitar a la violencia, todo eso; pero eso no puede ser motivo de suspender la libertad de expresión.

“¿Cómo una empresa se erige en poder omnímodo, absoluto, en una especie de la Santa Inquisición sobre las expresiones, las manifestaciones, el derecho a ejercer la libertad?”, preguntó.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dijo que México ha comenzado a montar una campaña internacional en torno al asunto.

Ya hemos tenido contacto con los demás que pensamos igual, afirmó Ebrard, quien señaló expresiones similares de autoridades de Francia, Alemania, la Unión Europea, África, América Latina y el sureste de Asia.

“La instrucción que tenemos del señor presidente es establecer contacto con todas y todos, compartir esta preocupación y trabajar para poder hacer una propuesta en conjunto, señaló Ebrard. “El presidente ha dicho: Bueno, veamos cuál es la propuesta, qué se propone.

La canciller alemana Angela Merkel figura entre quienes censuraron públicamente la suspensión de cuentas de Trump. El portavoz de Merkel dijo el lunes que la mandataria considera “problemático” que directivos de una empresa tengan la capacidad de negar a alguien el acceso conforme a reglas no definidas por la ley.

El primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, propuso después la adopción de nuevas reglas que rijan el funcionamiento de Facebook, Twitter e Instagram en la Unión Europea. Sin mencionar el caso de Trump, Morawiecki señaló que “los propietarios de las corporaciones gigantes no deben decidir cuáles puntos de vista son correctos y cuáles no”.

López Obrador no ha dicho si tiene en mente regular las plataformas de redes sociales o quizá simplemente cambiar a un nuevo medio. El martes, López Obrador invitó a sus seguidores en Facebook —la plataforma que utiliza con más frecuencia— a que cambiaran a Telegram.

El portavoz de la presidencia, Jesús Ramírez Cuevas, dijo que la cuenta de López Obrador en Telegram está abierta desde hace tiempo y dejó entrever que el cambio no estuvo relacionado con la medida que Twitter, Facebook y otras redes sociales adoptaron contra Trump después de que una turba de simpatizantes del mandatario invadiera el Capitolio el 6 de enero, hecho por el que lo acusaron de incitar la violencia.

López Obrador dijo que las compañías privadas no deben tener el derecho a decidir quién puede hablar. Sin embargo, el tema también pone al descubierto su cercanía con Trump y su amor intermitente por las redes sociales.

El presidente administra sus propias cuentas en las plataformas y no está siendo irónico cuando dice su socorrida frase de las benditas redes sociales, afirmó Ramírez Cuevas.

“Cuando se refiere a las benditas redes sociales, está hablando de los ciudadanos que las usan para informarse y para opinar libremente, aseguró el portavoz. El uso masivo de las redes sociales le permitió hacer llegar su mensaje que antes era bloqueado por los medios de comunicación tradicionales.

Al igual que Trump, López Obrador cree que los medios de comunicación tradicionales están contra él, y ha utilizado el término “fake news” o sus variantes en español.

Ambos gobernantes tuvieron una estrecha relación, tanto así que Trump, en su única presentación pública desde el 6 de enero, elogió a López Obrador y lo describió como “un gran caballero, un amigo mío”.

“Quiero agradecerle su amistad y su relación de trabajo profesional”, declaró Trump. “Es un hombre que en verdad conoce lo que está sucediendo, ama a su país y también ama a Estados Unidos”.

La relación se basó no en la afinidad ideológica, sino en la ayuda que México prestó —bajo presión de Washington— para impedir que migrantes centroamericanos llegaran a la frontera sur de Estados Unidos. Trump alardeó que “de hecho, tuvimos 27,000 soldados mexicanos vigilando nuestras fronteras en los últimos dos años.

López Obrador rara vez tuitea, pero tiene una presencia regular en Facebook, donde difunde videos de él jugando béisbol, mensajes a la nación, o mostrando paisajes y comidas tradicionales de México.

Durante sus conferencia de prensa matutinas —las cuales efectúa casi a diario— López Obrador contesta muchas preguntas de medios con presencia en internet o en redes sociales.

Pero también se ha quejado amargamente de los “bots” y “trols” en las redes sociales y ha patrocinado estudios sobre qué cuentas bots son presuntamente utilizadas para denostarlo.

AP Noticias