Ciudad de México, México (7 de Enero de 2021).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que no tiene invitación para la toma de posesión de su homólogo electo de los Estados Unidos, Joe Biden, transición que se celebrará el próximo miércoles 20 de enero.

No tengo invitación y he decidido salir poco, desde que estoy en la Presidencia, sólo he hecho un viaje a Washington a la Casa Blanca porque era muy importante el que se iniciara lo del tratado de libre comercio, dijo.

Durante la conferencia matutina de este jueves, el Jefe del Ejecutivo manifestó que se mantiene en la postura de no salir del país, para atender las necesidades que se tienen en México.

“Siempre he pensado que la mejor política exterior es la interior; esto a veces no les gusta mucho a los diplomáticos de carrera, porque como es natural su trabajo es la diplomacia, la política exterior, pero yo considero que si hacemos bien las cosas en México, si limpiamos nuestra casa nos van a respetar siempre afuera, mencionó.

López Obrador reiteró que si se termina con las corruptelas, así como la impunidad y se atiende a los ciudadanos con producción y empleo para evitar la migración, fomentar la paz y tranquilidad se puede fomentar en automático el respeto a nivel mundial.

“Eso lo logramos sin necesidad de estar viajando tanto, ya ven cómo eran antes, se la pasaban los presidentes viajando, aviones llenos, uno para los funcionarios y otro para los medios, hasta iban a comprar fayuca”, señaló.

Lamentó que durante el sexenio anterior, los 8 mil elementos del Estado Mayor importaban hasta los alimentos que consumían, como el yogurt, y recordó que en el último viaje del ex presidente priista Enrique Peña Nieto a la República de Argentina cobraron, sólo por el servicio de internet en el avión, 7 millones de pesos.

“Increíble, pero como no tenían la obligación de entregar cuentas, porque era una especie de partida secreta, ellos no tenían la obligación de compartir nada porque se consideraba un asunto de seguridad nacional, quedaba ahí una supuesta factura apócrifa, entonces muchos gastos”, aseveró.

Recordó que cuando acudió a Washington D. C., el pasado 8 de julio para su encuentro con Donald Trump, viajó con máximo seis funcionarios públicos en un vuelo comercial “y no pasó nada, cumplimos con nuestro propósito”.

Apuntó que México tiene muy buenos diplomáticos, por lo que los embajadores realizan su labor para proteger las relaciones internacionales.

“Consideramos que no vamos a tener ninguna diferencia, no va a haber pleitos con el presidente (Joe) Biden, podemos ponernos de acuerdo, tiene que haber entendimiento, no podemos ser vecinos distantes, tiene que haber una política de buena vecindad por muchas razones, son 38 millones de mexicanos que viven, trabajan en Estados Unidos, dijo.

“Es la comunidad hispana más importante en Estados Unidos, también aquí viven más de un millón de estadounidenses en México, es donde viven más estadounidenses de todo el mundo, en México, las relaciones económicas comerciales, la frontera de 3 mil 180 kilómetros, describió.

Quadratin