Ciudad de México, México (26 de Octubre de 2020).- Dos tanquetas de fabricación casera y otros tres vehículos con blindaje de menor nivel fueron incautados por la policía en la localidad fronteriza de Ciudad Camargo, en el estado norteño de Tamaulipas, informaron las autoridades el domingo.

La policía del estado fronterizo de Tamaulipas señaló que los dos vehículos de mayor blindaje eran similares a los vehículos de combate conocidos en la región como “monstruos”, un sobrenombre que recibió originalmente un camión de basura blindado que fue descubierto cerca de Camargo en 2010.

La policía difundió fotografías de uno de los vehículos cubierto con una gruesa placa de acero, y contaba también con una torreta y ariete. Ese tipo de vehículos “son usados regularmente en situaciones de enfrentamientos, dijo la policía estatal.

Foto El Heraldo

Los otros vehículos eran camionetas pickup con placas de acero soldadas de manera vertical en la parte trasera para brindar posiciones de combate.

Las autoridades descubrieron los vehículos en un campo después de ver a un hombre armado que aparentemente los resguardaba, indicó la policía. El sospechoso abrió fuego y luego huyó una vez que se aproximaron los agentes.

En el lugar también se encontró equipo táctico, cascos y municiones.

Foto NetNoticias

La zona ha sido escena de una guerra por territorio entre facciones del Cártel del Golfo y vestigios de Los Zetas. Los dos grupos tuvieron enfrentamientos similares en el área hace más de una década.

En el estado de Sonora, también fronterizo con Estados Unidos y al oeste de Tamaulipas, elementos de la fiscalía informaron el domingo del descubrimiento de otros dos vehículos blindados con placas de acero cerca de la ciudad de Caborca. En el lugar también incautaron armas y municiones.

Foto Sin Embargo

La zona ha sido lugar de batalla entre los hijos del capo encarcelado Joaquín “El Chapo” Guzmán y un grupo bajo las órdenes de Rafael Caro Quintero, un reconocido narcotraficante que se encuentra en la lista de los hombres más buscados del FBI por el asesinato de un agente federal estadounidense hace más de tres décadas.

AP Noticias