Ciudad de México, México (12 de Septiembre del 2020).- La Universidad de Oxford dijo el sábado que reanudará las pruebas de una vacuna que está desarrollando con la farmacéutica AstraZeneca, días después de ponerla en pausa cuando una paciente en el Reino Unido reportó un efecto colateral.

La universidad dijo en un comunicado que en pruebas grandes como ésta es previsible que algunos participantes sufran trastornos y es necesario evaluar cuidadosamente cada caso para garantizar la seguridad.

Dijo que unas 18.000 personas en el mundo han recibido la vacuna como participantes en la prueba.

Si bien se negó a revelar información sobre la enfermedad de la paciente por razones de confidencialidad, un vocero de AstraZeneca dijo que la mujer exhibió síntomas neurológicos graves que obligaron a poner en pausa las pruebas.

La Universidad insistió que está “comprometida con la seguridad de nuestros participantes y las más altas pautas de conducta y seguirá vigilando estrechamente la seguridad”.

Las pausas en las pruebas de drogas son comunes.

Se había detenido el estudio en julio cuando la participante exhibió síntomas neurológicos: resultó ser un caso de esclerosis múltiple sin relación con la vacuna.

A fines del mes pasado, AstraZeneca empezó a reclutar a 30.000 personas para su estudio más amplio de la vacuna. También la está ensayando con miles de personas en Gran Bretaña y efectuando estudios más pequeños en Brasil y Sudáfrica.

El doctor Soumya Swaminathan, jefe científico de la Organización Mundial de la Salud dijo que la pausa en la prueba de Oxford y AstraZeneca no la preocupó demasiado y que “una llamada de atención” a la comunidad global sobre los altibajos inevitables de la investigación médica.

AP Noticias