EX_q2xSU0AEkMYZ

Ciudad de México, México (25 de mayo de 2020).- La industria restaurantera y de alimentos tendrá que modificar gran parte de su servicio, pues para su funcionamiento pondrá en marcha diversos protocolos de seguridad e higiene para evitar posibles brotes de contagio en sus establecimientos.

El Protocolo de Prevención COVID-19 “Mesa Segura”, es un trabajo realizado en conjunto entre la Secretaría de Salud, la Secretaría de Turismo del Gobierno de México y la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC), el cual propone una serie de medidas para la reapertura de restaurantes, que tendrán que implementarse a partir del 1 de junio de 2020.

Los grandes cambios se presentarán a la hora de brindar servicio a sus clientes, pues entre algunas de las medidas destacan:

  • Solo se permitirán mesas de hasta 10 personas.
  • El régimen de separación social será de una distancia no menor a 1.5 metros.
  • Implementación de menús digitales o desechables.
  • Los condimentos y salsas para los alimentos tendrán que servirse al momento en porciones individuales.
  • Montar la mesa delante del cliente.
  • Eliminar elementos que no sean necesarios como servilleteros, acrílicos, decoraciones, etc.
  • La mantelería deberá ser cambiada por completo después de cada servicio.
  • Sanitización profunda del establecimiento.
  • Detección de grupos de riesgo dentro del personal.
  • Toma de temperatura corporal de los empleados antes de entrar y salir del negocio.
  • Uso de caretas y cubrebocas entre los trabajadores.
  • Señalizaciones en áreas para evitar que los comensales rompan la distancia de 1.5 metros.
  • Áreas de niños deberán permanecer cerradas.
  • Fomento de pagos con medios electrónicos.
  • Contar con dispensadores de alcohol de gel en la entrada.

Redacción