Ciudad de México, México (20 de noviembre de 2019).- Después de dos horas de reunión con la Secretaria de Gobierno de la Ciudad de México, Rosa Icela Rodríguez, dirigentes de diversas organizaciones campesinas abandonaron el edificio de gobierno.

Al salir, manifestaron su decepción por la forma el que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, al que ellos ayudaron a llegar al poder, se ha empeñado en abandonar el apoyo al campo.

“Yo estoy feliz porque el gobierno muestra su rostro represivo. Estamos frente a actitudes diazordacistas de un gobierno que se supone es de cambio democrático. Yo que soy el más veterano de los dirigentes nunca había vivido esto y que lo viva con un gobierno que yo contribuí a su triunfo es lamentable, pero a mí me cae bien porque somos organizaciones de retos y estamos fogueados en la lucha (…) Estoy indignado”, expresó Álvaro López, dirigente de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA).

Nosotros tenemos más de 57 años actuando en este país y actuamos cuando los gobiernos represores como los del PRI desaparecían, secuestraban a los dirigentes sociales, apoyó Marco Antonio Ortiz, del Frente Auténtico del Campo.

“El profesor Álvaro López es parte de esa generación y aquí seguimos Andrés Manuel nosotros estamos en toda la república estamos en todo el país y ahí lo vamos a ver cada fin de semana que vaya a sus giras y ahí le vamos a reclamar que no ha cumplido con el campo y que el campo sigue reclamando justicia”,

Los líderes campesinos también criticaron al subsecretario de gobierno de la secretaría de gobernación, Ricardo Peralta quién dijo que aquellos que participaran en el desfile serían parte de un agravio al presidente y al ejército, acto que podría tener consecuencias.

“¿Qué puedes esperar de un policía que llega a subsecretario de gobierno? Nosotros decimos que alguien que viene de cadenero de un bar no tiene posibilidades de dialogar, de acordar; es eso para nosotros, es un cadenero de bar, no un subsecretario de gobernación”, dijo Ortiz.

“El subsecretario tiene un estilo dijo ‘oye nos vamos a poner parejos, y sí, no hay problema el que estés grandote no me quita el sueño”, espetó Álvaro López.

Además, advirtieron que el viernes no sesionar a la cámara de diputados por qué los campesinos seguirán en San Lázaro.

“Nos vamos a quedar hasta que aprueben el presupuesto, porque queremos demostrarle que los diputados que tiene este país son diputados que nada más levantan el dedo y siguen la consigna que diga al señor que se llama Andrés Manuel López Obrador”, expuso Marco Antonio Ortiz.

Y ante la posibilidad que los diputados sesionen en una sede alterna para aprobar el Presupuesto de Egresos, apuntaron que “si nosotros con tiempo sabemos adónde van, los vamos a seguir”, dijo López.

Finalmente, los dirigentes campesinos pidieron al gobierno de la Ciudad de México evitar la represión ya que -aseguraron- enviaron más policías a frenar la movilización de campesinos hacia el zócalo de la Ciudad de México, que elementos para detener al hijo del Chapo, a Ovidio Guzmán.

Con información de Angel Gallegos