Ciudad de México, México (20 de noviembre de 2019).- El Gobierno de la Ciudad de México desplegó a cientos de integrantes de la Policía de Seguridad Ciudadana, antes granaderos, a las inmediaciones de San Lázaro pero esta vez para impedir la salida de contingentes de las organizaciones campesinas que pretendían desfilar en el evento conmemorativo del aniversario de la Revolución Mexicana.

Desde la noche del martes comenzaron a llegar los elementos policiacos, quienes poco a poco empezaron a restringir la entrada y salida de personas del perímetro que rodea el recinto legislativo; para la mañana de este miércoles los manifestantes campesinos iniciaron su concentración en las calles de Congreso de la Unión y Fray Servando para salir hacia el Zócalo, sin embargo, ahí fueron encapsulados por la fuerza pública impidiendo su salida.

En entrevista, el líder de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), Álvaro López, señaló que recibió llamadas de la Secretaría de Gobernación para hablar con su titular, Olga Sánchez Cordero, lo tal rechazó, pues aseguró que no tenía nada que hablar con ella.

De igual forma, trato de ser persuadido por la secretaria de Gobierno para que no echaran a perder el evento presidencial.

“Me habló el subsecretario de gobernación, Ricardo Peralta diciéndome que la ministra secretaria Olga Sánchez Cordero quería hablar conmigo, y le dije no teníamos nada que hablar porque no nos ha atendido, rechacé hablar con la secretaria de Gobernación. Me habló la secretaria de gobierno de la Ciudad para pedirme de favor que, en plan de cuates, no pretendiéramos movernos hacia el Zócalo, que nos van a permitir el acceso hasta que termine el desfile”, detalló.

López sostuvo que les propusieron llegar a un lugar cerca del Zócalo donde les podían poner unos templetes para que ahí pudieran estar, lo cual, dijo, no lo iban a permitir, e insistió en que ellos solo buscan el diálogo y lo único que querían era desfilar representando a los campesinos que fueron parte fundamental en la Revolución, y no el Ejército.

Finalmente y luego de dialogar con el subsecretario de Gobierno, Arturo Medina, se acordó la salida de una comisión de aproximadamente 15 manifestantes encabezados por los líderes de las organizaciones integrantes del Frente Auténtico del Campo (FAC) como el mismo Álvaro López de la UNTA y Francisco Chew del Movimiento Social por la Tierra, entre otros, quienes arribaron a las inmediaciones del Zócalo buscando ingresar sin éxito.

Sin embargo, lograron negociar un encuentro con autoridades de alto nivel del Gobierno capitalino, donde se prevé que esté la propia jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum hasta que termine el desfile.

Mientras que en las inmediaciones de San Lázaro los demás integrantes de estas organizaciones se mantienen encapsulados por la policía capitalina.

Con información de Agencia Quadratín