Cd. de México, México  (10 noviembre 2019).- Las celebraciones populares se multiplican en Bolivia, una multitud de personas se congregó en la Plaza Murillo para festejar lo que consideran es la caída del comunismo y la renuncia de Evo Morales.

La Plaza Murillo es uno de los símbolos locales de mayor importancia en Bolivia y durante varios días los grupos opositores a Evo Morales intentaron tomar el lugar como muestra de mayoría.

Minutos antes, en conferencia de medios, Evo Morales renunció a su cargo para facilitar la pacificación de Bolivia que vive en convulsión social poco después de que la OEA pidiera nuevas elecciones por irregularidades en los comicios presidenciales del 20 de octubre.

 “Estoy enviando mi carta de renuncia a la Asamblea Legislativa de Bolivia (…)les pido que dejen el ataque a las hermanos y hermanas, dejen de quemar y atacar” dijo el mandatario en la televisión nacional desde su reducto del Chapare.

Previo a esta rueda de prensa, el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Bolivia, general William Kaliman, dijo que el presidente Evo Morales debería renunciar para pacificar el país.

Con información de Alberto Rodriguez, AP y Telesur