Ciudad de México, México (22 de mayo de 2019).- La Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) presentó el nuevo plan de contingencias ambientales, el cual incluye un protocolo de actuación ante el incremento de las partículas 2.5 en el aire.

El Coordinador Ejecutivo de la CAMe, Víctor Hugo Páramo, expuso los cambios a las acciones que detonarán las distintas fases de contingencia.

  • Este nuevo plan incluye una fase de contingencia preventiva, la cual será activada al alcanzar más de 153 puntos del índice de la Calidad del Aire de partículas PM10 y PM2.5.
  • Dicha fase iniciará cuando el pronóstico de partículas de Ozono en el aire sea superior a los 140 puntos y tenga una probabilidad del 70 por ciento de ocurrir al día siguiente. Esta fase será anunciada a las 14:00 horas a través de un comunicado.
  • Las acciones para reducir los contaminantes en la fase preventiva consistirán en restringir la circulación de vehículos de gobiernos federal, local, municipal o de alcaldías, suspensión de labores de mantenimiento de infraestructura urbana y recomendarán a la población no realizar ejercicio al aire libre.
  • La Fase I seguirá siendo activada cuando se alcancen 150 puntos del Índice de la Calidad del Aire, pero se agregarán acciones, como la restricción total de la circulación de vehículos de los distintos órdenes de gobierno.
  • Además dejarán de circular el 20 por ciento de los autos privados con hologramas Doble Cero y Cero de acuerdo con la terminación de su placa par o impar, así como la prohibición de circular a los autos con holograma de verificación Dos.
  • Se restringirán las operaciones de la refinería y de la Central Termoeléctrica en Tula, Hidalgo cuando se emita la Fase I o la Fase II.

Al respecto, el químico Mario Molina comentó que las partículas 2.5 son las más peligrosas debido a su reducido tamaño, aunque no habían sido medidas “hasta este siglo”., y alertó que estas pueden afectar el desarrollo pulmonar de los niños.

Con información de Notimex