CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO (21 de febrero de 2019).- El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, Ricardo Sheffield Padilla, adelantó que en dos meses tendrán los resultados de la verificación a las gasolineras que vendieron aparentemente litros incompletos durante la contingencia de suministro en 12 estados.

En total, en ese momento, se recibieron seis mil quejas de consumidores, de las cuales mil 7 eran por venta incompleta de litros de combustible.

“Malamente tuvieron el valor u osadía de no dar litros completos. Los tenemos en la mira, los estamos verificando”, apuntó el directivo durante la reunión de trabajo del Consejo Consultivo del Consumo en la Ciudad de México.

Estado de México, Ciudad de México y Jalisco fueron las entidades con mayor número de quejas. Por ello, desde esta semana se empezaron las verificaciones en Guanajuato y Jalisco, mismas que durarán 15 días.

“Considero que en un lapso de dos meses se habrá concluido y entonces atenderemos que vayan al día. Atendimos las de otras partes del país, pero no las de donde habría crisis o problema de abasto y, por tanto, se nos acumularon en estos dos meses”.

De comprobarse las irregularidades, los dueños de las estaciones de servicio se harían acreedores a multas de entre 40 mil y 800 mil pesos por bomba; y en algunos casos hasta arrestos de 36 horas.

Redacción