Ciudad de México, México (11 de febrero de 2019).- Este lunes comenzaron en el Senado de la República las audiencias públicas para analizar las reformas constitucionales que darían vida a la Guardia Nacional.

El arranque de este ejercicio de reflexiones fue el tema de “constitucionalidad y convencionalidad”.

Senado foros Guardia Nacional.jpeg

La senadora priista, Claudia Ruiz Massieu, fue designada como moderadora de este debate, y subrayó cuatro coincidencias en torno a la Guardia Nacional:

1.- La necesidad de dotar el Estado mexicano de las herramientas necesarias para hacer frente al problema de la inseguridad y violencia que aqueja algunas regiones del país

2.- Hacerlo en el marco de un estado constitucional y democrático de derecho

3.- Reconocer la labor que han venido desarrollando las fuerzas armadas en una tarea complementaria, auxiliando a las instituciones civiles de seguridad

4.- La necesidad de continuar con el fortalecimiento de las capacidades del Estado mexicano a través de las policías civiles que deben ser más fuertes, más profesionales y con capacidades crecientes.

“Que este ejercicio sirva para que el consenso político en torno a la Guardia Nacional pueda contar con la opinión experta y esto se vea reflejado en una institución que verdaderamente sirva al Estado para enfrentar los retos que tenemos. Que no sólo se dé respuesta a un problema de seguridad, sino que se enmarque una visión de sistema donde posteriormente el Senado de la República pueda también abordar los temas de prevención, procuración y administración de justicia, así como del sistema penitenciario en su conjunto”, deseó Ruiz Massieu.

El senador independiente, Emilio Álvarez Icaza, advirtió que el futuro del país dependerá de cómo se resuelve el dilema de la seguridad donde la ruta debe ser por la vía civil y no la militarización.

“Habemos quienes pensamos que la constitucionalización de la militarización del país no es la de la medida, que necesitamos una guardia civil fuerte, capaz, científica, técnica y poderosa; qué tiene que ser parte de un andamiaje de una pieza de justicia con la profesionalización de la fiscalía y de otros ámbitos de trabajo”, sentenció álvarz Icaza.

Recalcó que la estrategia por pacificar en el país han generado miles de víctimas de violaciones a los Derechos Humanos, no sólo de la delincuencia sino también de integrantes de los cuerpos de seguridad.

“No queremos una vía militar, aunque sea disfrazada, y estaremos en todo el empeño de trabajar lo que sea necesario para lograr pronto a un acuerdo”, concluyó el senador independiente.

El coordinador de la bancada del PRD, Miguel Ángel Mancera, consideró que se tiene que regular el retiro paulatino de las fuerzas armadas de las tareas de combate a la inseguridad, por lo que es indispensable un régimen de transición, y crear la Ley Orgánica que dé un marco sobre el uso de la fuerza así como una ley de registro Nacional de detenidos.

“Es indispensable plantear un régimen de transición. Tendremos que establecer una temporalidad para el retiro del Ejército y la Marina y dar a nuestras fuerzas armadas un régimen de transición; para eso tendremos que hablar del artículo 129 constitucional”,

La senadora panista, Xóchitl Gálvez, advirtió que se trata de proteger al Ejército y la Marina ante un posible fracaso en la estrategia de combate al crimen organizado.

“Es muy importante escucharlos y escucharnos con ganas de llegar a un consenso que construya esta Guardia Nacional.  Flaco favor le vamos a hacer si el Ejército es el responsable de un posible fracaso, por eso no podemos exponer a esta institución tan importante. Hay que construir una Guardia nacional que realmente le sirva el país los próximos 50 años, y que dentro de 6 años no estemos discutiendo nuevamente un modelo fracasado. “, enfatizó la panista.

Con información de Ángel Gallegos