Ciudad de México, México (23 de enero de 2019).- El presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal, confirmó que la discusión de la guardia nacional no se llevará a cabo en periodo extraordinario de sesiones sino hasta el inicio del período ordinario que iniciará el 1 de febrero.

“En la agenda legislativa tenemos como prioridad la guardia nacional”, además, recalcó que también siguen pendientes otros temas prioritarios para Morena como la regulación de cannabis, regulación de call centers, combate a las empresas fantasmas.

“Estamos buscando a todos los grupos parlamentarios en toda la agenda para ver dónde podemos ir acompañados, hay una actitud de apertura por parte de Morena para construir Los acuerdos Esta es una agenda que está pendiente y que están ingresadas las iniciativas en las comisiones pero no es la única se va a emplear”.

Además, en conferencia de prensa, el líder de la bancada de Morena en el Senado apuntó que Morena retomará su iniciativa para regular las comisiones que cobran los bancos a los cuentahabientes, durante las próximas semanas.

Aseguró que no se busca “el suicidio económico de México”, pero sí recalcó que los bancos deben autorregularse con las comisiones que cobran a sus cuentahabientes.

“No es que seamos rebelde sin causa. Somos rebeldes con causa, y creo que en el tema de comisiones y de intereses de servicios de banca y con las instituciones bancarias en México no han sido moderadas. Esa es mi posición personal. A lo mejor estoy equivocado pero voy a continuar sosteniéndola por congruencia”, remató.

Ricardo Monreal aseguró que ni el gobierno federal ni el Senado de la República se entrometerán en el proceso político que sufre Venezuela, donde el presidente de la Asamblea Nacional de ese país, Juan Guaidó, asumió la presidencia interina mientras Nicolás Maduro se niega a dejar el poder.

Asimismo, indicó que Morena no se confrontará con el Instituto Electoral, quien anunció un retraso en el pago impuestos debido a las complicaciones financieras derivadas de la aplicación de medidas de austeridad.

“No creo que afecte los procesos electorales. El Senado de la República, este año por vez primera en la historia se redujo más de mil millones de pesos, y va a funcionar, está funcionando. Hay que hacer un esfuerzo de eliminación de privilegios y de austeridad todos estamos obligados a hacerlo (…) Si no, no funcionaría nadie más que con dinero”, expresó.

Y por último, también hizo referencia al repunte del desempleo provocado por el programa de austeridad, el cual – de acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Desempleo del INEGI- sumó a 145 mil personas a las filas de los desempleados. El senador aseguró que se tiene que intentar buscar la manera de cómo no afectar a nadie y dijo que esta afectación es temporal y se resolverá conforme avance el sexenio.

Con información de Angel Gallegos