Ciudad de México, México ( 13 de enero de 2018)-. El combate al robo de combustibles que encabeza el gobierno federal, por su relevancia histórica, equivale a una segunda expropiación petrolera, porque se le quita a la delincuencia el control de la riqueza nacional, aseveró a través de un comunicado el coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal.

monreal portada.jpg

A pesar de las molestias que está enfrentando la ciudadanía por la lenta distribución de la gasolina, el senador Monreal refrendó el apoyo de los legisladores de su partido a la lucha para combatir el robo de combustibles, y aseguró que el presidente Andrés Manuel López Obrador está dispuesto a pagar el costo político de la guerra contra el huachicol.

 “El Presidente se ha enfrentado en esta tarea titánica, con sabotajes, resistencias de intereses, desinformación y golpeteo mediático, que incluso puede acarrearle un gran costo político, pero afirmó que lo pagará con gusto porque su compromiso es acabar con la corrupción y no mantener altos niveles de popularidad”, afirmó.

Monreal descartó que por esta situación se genere un impacto económico o desbasto de alimentos y resaltó que al mismo tiempo se protege a la población de los riesgos letales que van de la mano con este delito porque está demostrado que los lugares donde se roba el combustible se han convertido en las zonas más inseguras.

Y recalcó que de no haber emprendido la estrategia para combatir el robo de combustibles, al final del sexenio de Andrés Manuel López Obrador, el robo a la nación hubiera llegado a 90 mil millones de pesos ya que hoy en día el huachicoleo le cuesta a México entre 60 y 70 mil millones de pesos al año, equivalentes a 200 millones de pesos diarios.

No obstante, el líder morenista pidió a la ciudadanía resistir y respaldar las medidas que se han adoptado para extinguir las redes delincuenciales del huachicoleo al tiempo que confió que en breve se normalizará el abasto de combustibles.

Ángel Gallegos ( @gallegoso ).