Ciudad de México, México (1 de diciembre de 2018).-La fecha se cumplió y Andrés Manuel López Obrador ingresó a Palacio Nacional, donde va “a despachar” como presidente de México, acompañado de su esposa, Beatriz Gutiérrez y recibido por miles de simpatizantes que los esperaban en la plancha del Zócalo capitalino, reiteró: “no les voy a fallar”.

Tras rendir protesta ante el Congreso de la Unión, López Obrador abandonó el recinto para dirigirse a Palacio Nacional abordo de su Jetta blanco y resguardado por una avanzada de motocicletas y carros militares y de marinos a sus espaldas.

Durante su recorrido miles de personas salieron a las calles de la Ciudad de México para observar de cerca el pasar del Presidente e incluso tratar de saludarlo.

A su llegada al Zócalo capitalino fue recibido con porras y gritos de “Presidente”, para después descender de su vehículo y acercarse a saludar a sus simpatizantes, que pese aún no llenar la plancha, se espera en el transcurso de la tarde acudan más personas para disfrutar de la verbena popular y el discurso de López Obrador.

Con información de Agencia Quadratín