Ciudad de México, México (26 de octubre de 2018).- Diputados federales del PRI y PRD se pronunciaron este jueves en contra de la consulta ciudadana convocada por Morena y el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, sobre la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) y la calificaron como una simulación, ilegal y que no genera certidumbre ni confianza.

El coordinador del PRI en San Lázaro, René Juárez, sostuvo que este ejercicio, que inició este jueves 25 y concluye el 28 de octubre, no es una consulta porque no cubre los mínimos requisitos para ser legal, no es representativa y no genera certidumbre ni confianza porque quienes la promueven y organizan, dijo, ya expresaron su preferencia por San Lucía.

“El Presidente (electo) tiene un respaldo, una legitimidad incuestionable, 30 millones de votos son muchos votos, y él puede decidir si cumple su promesa de cancelar Texcoco, pues que lo cancele, y se acabó, y si quiere que se continúe con ese proyecto, que decida continuarlo y se acabó, pero creo que no había ninguna necesidad de generar todo este sainete, que a final de cuentas no genera confianza y nadie cree en eso (…) Eso es una simulación, no tiene ningún sentido”, aseveró.

El coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Ricardo Gallardo, coincidió en que la consulta no cumple con un marco legal, por lo que no podrá definir ningún tema jurídico o ser vinculante sobre el tema en cuestión; señaló que se está engañando a la ciudadanía su partido y grupo parlamentario no serán parte de ello.

“Nosotros como grupo parlamentario respetamos la decisión del presidente electo, sin embargo, no compartimos que no tenga, que no le haya construido un marco legal a esa consulta (…). Estamos de acuerdo en las consultas; construimos un país para que perdurara la democracia, ya tenemos un Presidente electo, fue el más votado en la historia, ahora démosle legalidad, démosle un marco jurídico a todas las consultas”, indicó.

Mientras que el diputado federal, también del PRD, Mauricio Toledo, enfatizó que es preocupante la forma en que se planteó este ejercicio que no supo cómo calificarla, si encuesta, consulta o el estudio de opinión; refirió que en este proceso falta certeza, confiabilidad.

Con información de Agencia Quadratín