Ciudad de México, México (31 de agosto de 2018).- El tema de la Casa Blanca impactó negativamente en la credibilidad de la Institución Presidencial, lamentó el presidente Enrique Peña Nieto.

En su último mensaje, con motivo de su Sexto Informe de Gobierno, el Ejecutivo federal afirmó además que, que la manera en que se manejó la explicación del asunto tampoco fue correcta.

“Nunca debí permitir que mi esposa diera esa explicación, porque era yo el que tenía la responsabilidad. El cuestionamiento era sobre el Presidente, sobre lo cual además ofrecí una disculpa no tanto porque se hubiese actuado equivocadamente sino por cuanto afectó la credibilidad de la institución presidencial, por cuanto afectó a la credibilidad del Gobierno”.

Admitió que el tema de la Casa Blanca es uno de los que, sin duda, marcaron su administración, “sobre todo por la forma en que escaló este asunto en distintos ámbitos y si bien se trató de un asunto estrictamente legal, como además quedó debidamente acreditado con información pública y exhibida sin tener necesidad de ello, lo que también es cierto es que impactó negativamente en la credibilidad del gobierno, en la credibilidad de la institución presidencial y en la credibilidad de mi administración”, dijo.

En un video de dos minutos, afirmó que han sido especialmente respetuosos de la libertad de prensa y de la libertad de expresión, y aunque han recibido críticas, “muchas veces ha enriquecido el quehacer del gobierno”.

Apuntó que no se puede dejar de reconocer de este gobierno que ha sido un gobierno democrático, un gobierno plural y un gobierno respetuoso de la libertad de expresión, derecho que consagra nuestra Constitución.

Con información de Agencia Quadratín