CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO (22 de mayo de 2018).- Tras la controversia que provocó el abogado Aaron Schlossberg al amenazar a hispanohablantes con denunciarlos ante la agencia ICE, éste se tuvo que disculpar.

Recordemos que la semana pasada, el abogado ingresó a un restaurante de Nueva York, donde fue grabado mientras amenazaba a unos trabajadores (los cuales, escuchó, hablaban en español) con denunciarlos ante las autoridades migratorias.

“Supongo que no tienen documentos, así que mi próxima llamada es a ICE (Oficina de Inmigración y Aduanas, en español) para que los expulsen de mi país”, dijo entonces. Sin embargo, no esperaba la reacción que provocó el video, ya que incluso en las calles fue perseguido.

El asunto, ya mediático entonces, fue abordado por líderes políticos y activistas que interpusieron una queja ante el Comité Disciplinario de la División de Apelaciones de la Corte Suprema de Nueva York, para que Schlossberg fuera sancionado con la suspensión de su licencia como abogado.

Algunos lo tomaron con gracia, y le llevaron mariachis a su centro de trabajo en Manhattan y luego a su casa.

Ante los hechos, Aaron Schlossberg decidió compartir en su cuenta de Twitter una disculpa a los agredidos y sostuvo que él no era racista.

“A la gente que insulté, una disculpa. El verme en internet me abrió los ojos. La manera en la que me expresé es inaceptable y no representa a la persona que soy. Veo que mis acciones y palabras hirieron a personas, y eso lo siento profundamente. Aunque los individuos tienen derecho a expresarse libremente, deberían hacerlo de una forma calmada y respetuosa. El contenido del video no transmite al ‘yo’ real No soy racista. Una de las razones por las que me mudé a Nueva York es precisamente por la sobresaliente diversidad que tiene esta maravillosa ciudad. Amo este país y a esta ciudad, en parte por sus inmigrantes y la diversidad cultural que traen a esta nación. De nuevo, mis más sinceras disculpas a cada uno y a todos los que lastimé. Gracias”.

Mientras tanto, activistas quieren impulsar una iniciativa de ley para tipificar como delito a las amenazas para llamar a los agentes de ICE contra inmigrantes. Esto con el antecedente legislativo existente en California.

Con información de agencias