CIUDAD DE MÉXICO, MÉXICO (08 de mayo de 2018).- El candidato presidencial de la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya, reitero sus intenciones de cambiar la estrategia educativa en el país, una que ayude a reconciliarse con los maestros.

Durante el foro “10 por la Educación” donde se respondieron diez preguntas de la sociedad, el aspirante puntualizó en que la soberbia de los gobernantes es peor que su ignorancia. Por lo que consideró necesario trabajar con la iniciativa privada, maestros y expertos en la materia.

Uno de los puntos a mejorar, según el candidato presidencial, sería la Ley del Servicio Profesional Docente para dar certidumbre a los profesores y defender el derecho a la educación de los niños mexicanos.

“Este nuevo modelo de que les hacen contratos cada cuatro años tiene muy molesta a la comunidad. Me parece que los contratos deberían ser permanentes sujetos a la evaluación”.

Sobre la mencionada evaluación, Anaya Cortés dijo que no se debe cancelar pero sí mejorar a través de capacitación y formación docente; ello para atender la tensión y presión que causan mencionadas pruebas.

“Reconozcamos el error antes de cargarlo a los maestros. No hubo un mínimo de pedagogía. Es decir, se logró una reforma constitucional y una reforma a la ley secundaria porque se convenció a una mayoría en la Cámara de Diputados y en el Senado, lo cual no digo que no haya sido un reto, pero creer que porque se convenció a una mayoría ni siquiera a todos, donde había 500 y donde había 128 estaba, ya socializado el asunto o peor aún, creer que porque se platica con los líderes sindicales ya están de acuerdo todas las maestras y los maestros… Tenemos que empezar por reconocer que hoy está fracturada la relación con el magisterio. Entonces hay que hacer una labor de pedagogía”.

Para ello, el panista consideró que la evaluación “Planea” sea anual y censal, la cual se celebraría en el penúltimo grado de cada nivel con la finalidad de atender a tiempo las deficiencias en el sistema educativo.

“Necesitamos convencer a las maestras y maestros de que el objetivo de las evaluaciones no es castigar. Y esa batalla está perdida. Y no es solamente una parte del sindicato, no solo es uno de los sindicatos. No solamente son los politizados simpatizantes de un partido político. Es algo que hoy está generalizado. Necesitamos convencer que el objetivo no es castigar, no es molestar, que el enfoque no es punitivo. Que lo que queremos es tener información para mejorar, para ayudarles, para darles las herramientas que les falten”.

Asimismo, Ricardo Anaya se pronunció porque en las escuelas se enseñe inglés pero también lenguas indígenas, inglés y matemáticas; sin olvidar a la tecnología y conectividad. Y esto no sería exclusivo de los alumnos, sino los maestros también necesitan una capacitación en estos rubros.

Para los grupos más vulnerables, el candidato presidencial apostó por modelos más robustos que resuelvan el rezago educativo. Esto también se conseguiría, dijo, por actualizar el currículum de las escuelas normales, las cuales deberían ser integradas al resto de la comunidad universitaria de la red pública.

“Yo no entiendo pero que hoy seguimos teniendo a las normales como unas islas separadas. ¿Por qué la Normal no es la facultad de educación de la UNAM, por qué la Normal tiene su propio plantel, por qué tiene su propia biblioteca cuando además por eso tienen en parte tantas carencias? […] Yo no estoy diciendo que vayamos a privatizar las normales, lo que estoy diciendo es que dejen de ser islas independientes aisladas y las vinculemos con las universidades”.

Ricardo Anaya también consideró indispensable mejorar las condiciones de las instituciones educativas para que cuenten con agua, piso firme, electricidad y conectividad. Y respecto a los sindicatos, el panista se pronunció por transparentar totalmente los recursos que estos grupos reciben así como la nómina de los maestros; tanto para escuelas públicas como privadas.

“Necesitamos una suerte de ley de servicio profesional administrativo”.

Con información de Ángel Gallegos