Ciudad de México, México (20 de febrero de 2018).- Una nueva publicación en The New York Times afirma que el Gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto ha solicitado colaboración a autoridades de Estados Unidos para continuar las indagatorias sobre el software Pegasus, utilizado para tareas de espionaje, pero se negó a participar porque de investigarlo “podría comprometer a algunos de los funcionarios mexicanos más importantes”, de modo que podría ser solo una “simulación”.

“Los funcionarios estadounidenses han rechazado las reiteradas solicitudes de México para asistir en la investigación del uso de un programa espía —que solo pueden adquirir los gobiernos— en contra de civiles, ante la preocupación de que las autoridades mexicanas quieren sumar a Estados Unidos a la pesquisa para encubrir lo que sería una indagatoria simulada, según han dicho oficiales de alto rango”, explica la publicación.

El gobierno mexicano lleva meses a la defensiva tras las revelaciones de que la tecnología de vigilancia que adquirió fue utilizada para espiar a algunos de los activistas, periodistas y académicos durante el actual sexenio, y que derivó en varias reacciones, tanto en organizaciones civiles y manifestaciones como grupos parlamentarios y partidos políticos, definidas como #GobiernoEspía.

Días después de que The New York Times reveló la campaña de espionaje sobre Pegasus, el presidente Enrique Peña Nieto reconoció que su gobierno había adquirido esa tecnología y ordenó una investigación federal sobre el posible mal uso del programa de espionaje.

Los funcionarios mexicanos dijeron que hablarían con el FBI para pedir su apoyo. “Oficiales estadounidenses de alto rango dijeron que, después de analizar la solicitud, los funcionarios de ese país decidieron no involucrarse al estar dudosos de que el gobierno de Peña Nieto realmente quisiera resolver el caso, ya que indagarlo a fondo podría comprometer a algunos de sus funcionarios más importantes”, refiere el diario.

El gobierno mexicano rechazó ofrecer comentarios a The New York Times pero indicó que está en la “fase de agotar todas las líneas de investigación”.

Las autoridades añadieron que han estado en contacto permanente con analistas forenses que fueron de los primeros en descubrir los rastros del software en los celulares afectados, expertos del Citizen Lab en la Facultad de Asuntos Globales de la Universidad de Toronto, y que han pedido asistencia de otros expertos nacionales e internacionales.

Los integrantes del Citizen Lab se dijeron sorprendidos por tal aseveración. “Es una declaración sorpresiva, dado que hemos tenido exactamente una reunión con ellos y no hemos recibido un contacto adicional”, dijo John Scott-Railton, investigador sénior del grupo.

Con información de The New York Times

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s