Ciudad de México, México (19 de febrero de 2018).- Alfonso Navarrete Prida, titular de la Secretaría de Gobernación (Segob) afirmó que el helicóptero que se desplomó en Oaxaca, accidente en que murieron al menos 13 personas que estaban en tierra, era nuevo y descartó que el viaje al punto del percance haya respondido a un protagonismo personal de los funcionarios.

“Acordé con el Presidente, él quería desplazarse, sobre todo sabiendo que la zona afectada en mayor medida era Oaxaca, le dije, yo estoy en Campeche, permítame yo acudir para allá terminando el evento con Concanaco-Servitur, y así me puedo cerciorar de primera mano de lo que se requiera en las acciones ya echado a andar el plan de emergencia”, dijo este lunes en entrevista con medios de comunicación.

Al no ser posible hacer el traslado de Puerto Escondido a Pinotepa Nacional por tierra, por algunos deslaves y revisión de puentes derivados del sismo, optó por pedir un helicóptero para viajar. “Solicité que pudiera ser bajo protocolos militares y que hubiera una nave, un helicóptero con visión nocturna.

El jefe de la Zona Militar me recibió, nos subimos al helicóptero, me dijo: este es un helicóptero nuevo. Como puede usted ver, tiene todos los equipos para poder funcionar de noche, no solo eso, eran dos pilotos y un tripulante, y está todo acondicionado para que podamos llegar a Pinotepa Nacional”, detalló.

Navarrete Prida descartó protagonismos pues afirmó que ha “escuchado algunos comentarios” que relacionan la tragedia a aspectos ajenos a las responsabilidades de los funcionarios.

“¿Qué ocurrió? Que al llegar a este lugar, estaba muy seco el terreno, la Sedena tendrá que hacer su propia investigación, esto hizo que un helicóptero tan fuerte que llevaba tanta gente, la turbina de aire desde 100 metros antes de aterrizar generara una gran nube de polvo que cubrió todo. Los pilotos perdieron entonces la referencia de dónde se encontraba, y sucedió el accidente”, argumentó.

Con información de Agencia Quadratín